Sociedad

Carta de la madre biológica de Joan, el niño de acogida: «Me arrebataron a mi hijo»

La joven defiende que no dio al pequeño, mientras que la pareja que lo crió tres años lamenta el sufrimiento del menor

Vídeo: La madre biológica cuenta su historia - EFE

El pequeño Joan ya está en Oviedo y «tranquilo» en el domicilio de su madre biológica. Con cuatro años, este lunes vivió el peor trance de su corta vida en la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia. Allí, Alberto y Noelia, la pareja que lo había criadodurante casi tres años en la localidad valenciana de Sueca, en régimen de preadopción, lo entregaba a María José, su madre biológica, en cumplimiento de una sentencia de la Audiencia Provincial de la capital asturiana.

Ahora la madre biológica del meno ha remitido una carta al diario El Comercio, en la que asegura: «Yo no les di al niño en acogida. A mí me lo arrebataron». María José Abeng Ayang, de 19 años y natural de Guinea Ecuatorial, añade: «solo soy una madre que ama por encima de todo a su hijo».

Imagen de los padres de acogida
Imagen de los padres de acogida- EFE

La mujer señala que en agosto acudió a Sueca para recuperar a su hijo sin que los padres adoptivos se presentaran a realizar el proceso de adaptación y que la Guardia Civil tardó un mes en localizarlos para concertar otra cita a la que tampoco acudieron hasta el último día, tras ser advertidos de que podían ser detenidos.

"¿Y ahora vienen ustedes a hacer todo este circo mediático en el cuartel de la Guardia Civil, con ambulancia, manifestación, mentiras, calumnias y difamaciones cuando yo podía haber instado su detención, negándome a ello por entender su propio dolor?", afirma Abeng.

En contra de las afirmaciones realizadas ayer por el abogado de la familia adoptiva, la madre biológica del niño asegura que ni es alcohólica ni drogadicta ni ha sido maltratada "jamás" por su pareja y lamenta haber sido seguida por la Policía hasta el centro donde estudia y que sus vecinos fueran interrogados sobre un posible maltrato.

A la espera de la resolución del recurso que presentó junto a su mujer ante el Supremo, Alberto Bordes, quien ha ejercido de padre de acogida de Joan, ha publicado a su vez una carta abierta recogida por el diario Levante-EMV en la que señala que «evidentemente alguien no ha hecho las cosas bien, pero no somos nosotros como familia adoptiva y mucho menos nuestro hijo que acaba de cumplir cuatro años, y cuando se junta una legislación absurda y kafkiana en materia de adopción, una administración pública que no está preparada y un poder judicial que se desentiende de aquello de lo que tanto alardean (la prioridad es el bienestar del menor el resultado no puede ser otro... sufrimiento».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios