Valencia

Joan Ribó: «Hacer firmar ese documento a las falleras fue un error garrafal de Pere Fuset»

El alcalde de Valencia asegura que habría eliminado antes el protocolo «si hubiera conocido su existencia»

Imagen de Ribó tomada este lunes en el Ayuntamiento de Valencia
Imagen de Ribó tomada este lunes en el Ayuntamiento de Valencia - ABC

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha afirmado este lunes que de haber conocido la existencia de las normas que marcan cómo deben comportarse y vestirse las falleras mayores y sus cortes de honor las habría eliminado antes, y ha señalado no saber si debe haber dimisiones o no por ello. «Hacer firmar ese documento a las falleras fue un error garrafal», ha sentenciado.

Ribó ha valorado que estas normas se hayan hecho públicas y ha afirmado que el primer sorprendido con este protocolo, que "no era demasiado conocido", ha sido él porque entra "en profunda contradicción" con su "manera de entender la situación".

Ha insistido en que desconocía este documento, que establece, entre otras cosas, que las representantes de la fiesta deberán "evitar las transparencias y los escotes excesivos" cuando acudan a actos a título particular durante la vigencia de su cargo.

"Si lo hubiera conocido se hubiera eliminado antes", ha afirmado el regidor a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa ofrecida para presentar el Encuentro euromediterráneo de la solidaridad con las personas refugiadas y migrantes (SOLIMED).

A su juicio, hacer firmar este documento a las falleras fue "un error garrafal" pero se ha felicitado de que haya servido para que se conozcan estas normas, que ha calificado de "casposas" y que, según ha dicho, "se van a cambiar".

Para Joan Ribó, el documento "nunca debería haber existido" pero está ahí y se ha hecho público, y ha considerado necesario eliminarlo o, al menos, cambiarlo por otro que se adapte al siglo XXI y que "respete los principios de igualdad entre hombres y mujeres y la libertad de la mujer".

Las normas, ha insistido, son "muy poco presentables" y se "contraponen rotundamente con las libertades de la mujer" y con lo que promueve el Ayuntamiento de Valencia en ese sentido.

"Lo que ha pasado puede tener una pequeña virtud, y es que esas normas que campaban por ahí en ese mundo ahora las conocemos y sabemos que se deben eliminar o, como mínimo, cambiar" por el bien y "por la dignidad" de las Fallas, ha destacado el alcalde.

Preguntado sobre si cree que alguien debe dimitir por esta cuestión, Ribó ha dicho que no lo sabe y que es algo que corresponde decidir al concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia y presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Pere Fuset (de Compromís, coalición a la que también pertenece el alcalde).

Ha afirmado que hasta el momento no se ha producido ninguna dimisión por este asunto y ha recordado que Fuset ya advirtió en la asamblea de la Junta Central Fallera celebrada en octubre de que se debía cambiar el reglamento.

El alcalde se ha mostrado convencido de que esta cuestión no afectará a la posible declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO (cuyo fallo se conocería entre finales de este mes y principios de diciembre), pues cree que el proceso está bastante desarrollado y las Fallas son, en su opinión, "mucho más importantes y potentes".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios