POLÍTICA

Joan Ribó mantiene en el cargo a un dirigente socialista imputado en el caso Imelsa

Rafael Rubio, citado a declarar por cuatro presuntos delitos, es coordinador de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Valencia

Imagen de Rió tomada este martes
Imagen de Rió tomada este martes - EFE

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, mantiene en su cargo a Rafael Rubio, imputado en una de las piezas separadas del caso Imelsa por presunta malversación, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad y fraude en la contratación, en su cargo de coordinador general de Desarrollo Urbano.

Rubio, que pertenece a las filas del PSPV, ha sido citado a declarar en la pieza separada del Caso Imelsa en la que se investigan contrataciones ficticias e indemnizaciones irregulares en el seno de esta empresa pública dependiente de la Diputación de Valencia, de acuerdo con fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Imagen de archivo de Rafael Rubio
Imagen de archivo de Rafael Rubio- MIKEL PONCE

Rubio ha sido citado como investigado en su calidad de exdiputado provincial junto al también socialista Raúl Pardos; el exdiputado del PP, Salvador Enguix y un exasesor de esta formación política.

Todos ellos han sido citados a declarar el próximo 7 de octubre en las diligencias abiertas por malversación, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad y fraude en la contratación.

Rafael Rubio ha puesto su cargo a disposición del alcalde y del PSPV, después de que el juez que instruye las distintas piezas del 'caso Imelsa' haya decidido investigarle en la parte de los contratos 'zombis' en su etapa como diputado provincial.

No obstante, ha comparecido este martes ante los medios de comunicación para defender que no ha hecho "absolutamente nada" de lo que tenga avergonzarse y que su "hoja de servicios a favor de esta ciudad, de esta Comunitat y de esta provincia está inmaculada y seguirá estando inmaculada".

A partir de ahora, ha explicado Rubio, abrirá un "período de reflexión" y tomará la "decisión que considere oportuna", independientemente de que el 7 de octubre comparecerá ante el juez. En este sentido, ha puntualizado que "un cargo de designación no se aparta: o se va o lo cesan" y desde esa perspectiva está "a disposición de lo que el alcalde considere oportuno".

Además, abrirá su "propia reflexión". "No estoy dispuesto a que mi entorno más inmediato pase por un calvario mediático que no se merecen y que no voy a estar favoreciendo eso", ha subrayado.

El exdiputado provincial ha asegurado que en su caso "no había ningún zombi". Según ha explicado, tenía dos asesores adscritos a su cargo como consejero de Imelsa en representación del PSPV. Cuando cesaron porque vencía su contrato se nombraron otras dos personas que estuvieron 4 meses.

Todos ellos, ha insistido, "cumplían sus funciones" marcadas en su contrato laboral que según ha recordado eran "funciones de asesoramiento y asistencia al señor Rafael Rubio en tanto en cuanto sea miembro del Consejo de Administración de Imelsa", empresa pública de la Diputación de Valencia, Impulso Económico Local S.A.

La imputación de Rubio se solapó este martes con el auto del Supremo que abre una causa a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá por presunto delito de capitales. Ribó solicitó la dimisión de su antecesora como senadora.

El dirigente socialista ya fue portavoz del PSPV en el Ayuntamiento en anteriores legislaturas. Con la entrada de su formación en el gobierno municipal tras las últimas elecciones locales gracias al pacto con Compromís y València en Comú, accedió al cargo en una área, la de urbanismo, cuyas competencias se asignaron al PSPV.

Al respecto, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, ha señalado que «por higiene democrática y coherencia no debería haber cargos públicos imputados».

Según Giner, «debemos esperar a que se aclare el motivo por el cual se ha imputado a Rafael Rubio pero entendemos que el PSPV debe reflexionar si prefiere apostar por la regeneración o continuar anclado en la vieja política».

El portavoz de C’s ha calificado de «alarmante» el “goteo incesante de imputaciones de cargos públicos”. “Hablamos de personas que gestionan el día a día de las instituciones”, ha detallado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios