Sanidad

Los jefes de servicio del hospital La Ribera transmiten a Sanidad su malestar ante la reversión de la concesión

Los profesionales remiten a Carmen Montón un escrito en el que critican la falta de información del proceso

Carmen Montón y Ximo Puig, en una imagen de archivo
Carmen Montón y Ximo Puig, en una imagen de archivo - ROBER SOLSONA

La reversión de la concesión del hospital de Alzira y del Área de Salud de la Ribera anunciada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, hace dos semanas, ha generado inquietud entre los trabajadores. Hasta 85 Jefes de Servicio y mandos intermedios asistenciales y no asistenciales del Departamento de Salud de La Ribera, que incluye el Hospital de Alzira y la totalidad de los centros de salud, han firmado un manifiesto dirigido a la consellera de Sanidad, Carmen Montón, en el que manifiestan su descontento y piden «respeto» al futuro laboral de más de 1.800 familias.

Los mandos del departamento piden a Montón que se les dé respuesta con la «mayor brevedad posible» a una serie de cuestiones sobre el futuro de los empleados y sobre el modelo de hospital que resultará tras la finalización de la concesión del Hospital de Alzira en marzo de 2018, cuando termina el contrato.

Critican así que no han sido informados de cómo va realizarse el proceso de reversión y las consecuencias para los ciudadanos de la comarca de La Ribera y los profesionales que trabajan en el departamento.

En el escrito plantean cuestiones relativas al tipo de empresa que va a crearse, al estatus del personal, y se han preguntado asimismo si las plazas van a salir a concurso público. También en cuanto al futuro de los empleados y si todos van a seguir trabajando y con qué condiciones, además de preguntas sobre el convenio, los cargos, los servicios y las especialidades con los que contará el hospital en el futuro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios