FIN DE LOS ARANCELES ANTIDUMPING

Un informe de EE.UU. revela que peligran miles de empleos en el sector azulejero por un acuerdo con China

Compromís eleva al Senado una moción para que el Gobierno español presione a la Unión Europea y frene las intenciones del país asiático por su impacto en Castellón

Visita institucional a una empresa azulejera en Villarreal (Castellón)
Visita institucional a una empresa azulejera en Villarreal (Castellón) - ACF

Un informe del Instituto de Política Económica (EPI) con sede en Washington (Estados Unidos) hecho público el 18 de septiembre revela la probable pérdida de entre 136.000 y 273.000 puestos de trabajo en el sector cerámico en España, uno de los motores económicos de las comarcas de Castellón, donde se concentra el mayor núcleo de empresas de esta industria.

La razón de este impacto en la economía castellonense está en el acuerdo solicitado por China a la Unión Europea para que declare su economía de mercado, un estatus con el que se eliminarían los aranceles antidumping.

A la vista de estos datos, los senadores de Compromís Carles Mulet y Jordi Navarrete han registrado en el Senado una moción en la que exigen medidas contra la competencia desleal de China en el sector azulejero de Castellón. En concreto

Compromís pide por ello en su moción que el Senado inste al Gobierno del Estado a que realice las acciones oportunas ante la Unión Europea para defender que no se conceda ese estatus, como único medio de mantener la eficacia de los instrumentos comunitarios de defensa comercial sobre las importaciones chinas, y una competencia justa en el mercado europeo.

Carles Mulet
Carles Mulet- ROBER SOLSONA

Globalmente para toda Europa, los posteriores efectos negativos sobre los ingresos podrían derivar en la pérdida de hasta 3,5 millones de empleos durante los próximos 3 a 5 años, según el EPI. También augura mermas netas de hasta el 2% del PIB para la economía de la UE..

Paro indirecto

Según ha explicado en un comunicado el senador, de concederse la solicitud china la UE perdería permanentemente la capacidad de establecer medidas antidumping adecuadas sobre las importaciones chinas para mantener una competencia justa en el mercado europeo.

A juicio de Mulet, "esto dañaría gravemente la competitividad de las industrias productoras de la UE, socavando las economías europeas todavía frágiles."

El estudio de EPI, agrega, estima que conceder la condición de economía de mercado (MES) a China supondría poner en riesgo directamente hasta un millón de puestos de trabajo europeos en las industrias afectadas, con la consiguiente reacción en cadena que generaría pérdidas de hasta un millón más de puestos de trabajo indirectos en sectores relacionados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios