Imagen de archivo de la central nuclear de Cofrentes
Imagen de archivo de la central nuclear de Cofrentes - ABC
Energía

Iberdrola mantiene parada la central nuclear de Cofrentes por tareas de mantenimiento

Los trabajos se desarrollarán a lo largo de un semana

VALENCIAActualizado:

La central nuclear de Cofrentes permanecerá parada durante una semana aproximadamente por labores de mantenimiento en el sistema hidráulico de accionamiento de barras de control, según ha informado Iberdrola, empresa responsable de las instalaciones.

Esta parada se inició el pasado sábado y los trabajos a desarrollar se prepararon previamente, han informado las mismas fuentes.

La central retomó la actividad a principios del pasado mes de diciembre tras una parada no programada el 31 de octubre para inspeccionar el sistema de agua de alimentación y sustituir unas piezas desprendidas.

El pasado 15 de diciembre, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) reclasificó como nivel 1 (anomalía) en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES) ese suceso de octubre.

El CSN adoptó esa decisión tras efectuar "la revisión de la información obtenida tras las diferentes inspecciones y evaluaciones realizadas en relación con este suceso", según detalló en un comunicado.

Sin embargo, la plataforma Tanquem Cofrents ha exigido en un comunicado el cierre de la central nuclear para "salvaguardar la seguridad de las personas y el medio ambiente" ya que ve "sospechosa" e "incomprensible" esta nueva parada, que asegura que es "no programada", puesto que la instalación llevaba "menos de un mes" en funcionamiento, tras mantenerse sin actividad durante 75 días consecutivos antes de diciembre por una "parada programada que se encadenó con la avería de una válvula".

La plataforma sostiene que la "única explicación posible" es que "haya pesado más la urgencia de poner en marcha la central que la seguridad de las personas y el medio ambiente" y critica que Iberdrola, propietaria de la central, priorice "su beneficio económico a corto plazo".

Tanquem Cofrents asegura que "no es la primera vez" que la central nuclear valenciana tiene problemas con los elevadores hidráulicos y sostiene que la de Cofrentes es la única del mundo que ha tenido que sustituir todos estos dispositivos, algo que hizo en 2007.