Educación

¿Por qué mi hijo debería hablar inglés?

Caxton College atesora la excelencia de un colegio británico tras treinta años de trayectoria educativa

Imagen de una clase de inglés en el Caxton College
Imagen de una clase de inglés en el Caxton College - ABC

Sobre la cuestión de hablar inglés el reconocido filósofo y profesor de la universidad de Cambridge, Ludwig Wittgenstein, estuvo muy acertado al asegurar que "los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo." Actualmente, esta sugestiva cita tiene una vigencia absoluta en una sociedad globalizada y culturalmente mestiza como la nuestra. Parece indiscutible que el aprendizaje de un segundo idioma ofrece nuevas ventanas para enfrentarnos al mundo. Si además ese idioma es el inglés, la oportunidad que se abre en nuestro horizonte inmediato es ilimitada.

El aprendizaje de la lengua de Shakespeare, actualmente la más hablada del planeta, claramente ayuda a que los jóvenes, y también el resto de la población, amplíe sus opciones profesionales, cada vez más deslocalizadas territorialmente. Así mismo, hay que tener en cuenta que la comunidad internacional académica, tecnológica y científica divulga sus ideas en este mismo idioma. De igual forma, son muchos los medios de comunicación especializados de prestigio que solo publican en inglés, por lo que el acceso a una información influyente queda reducido a quienes se desenvuelven con facilidad en este idioma. Otra importante razón es que pueden acceder a una educación internacional sin limitar sus aspiraciones laborales futuras.

Sin embargo, nunca es tarde para aprenderlo. Bien es cierto que en edades tempranas el aprendizaje es más rápido que en edades adultas porque, si se establece una buena dinámica pedagógica, en poco tiempo tendrán un dominio del idioma asegurado. Está comprobado que con el estudio de idiomas, sobre todo en los más pequeños, se produce un efecto positivo sobre el crecimiento intelectual, así como un enriquecimiento del desarrollo mental, lingüístico y emocional.

Pero para que esto ocurra el método de estudio debe ser apropiado. No sirve cualquier planteamiento. Y es que es muy importante entender que la lengua es un acto de comunicación y no solo un conocimiento de la sintaxis. Sobre este tema Jean Cocteau nos regala una frase muy elocuente: “Escribir es un acto de amor, si no lo tienes, tan solo te quedan palabras”. Con el aprendizaje de una lengua pasa lo mismo. Un alumno puede conocer palabras y estructuras gramaticales, pero, quizá, tenga problemas para comunicarse en ese mismo idioma porque no lo siente, ni lo vive en términos sociales. Por ello es importante elegir un espacio educativo donde pueda, no solo encontrar un camino lingüístico sino que, sobre todo, se pueda cargar de experiencias culturales nativas, de estilos de vida, de diferentes formas de pensar, de conversaciones y de una voz nativa que le dé seguridad y confianza.

Un entorno académico que guarda estas propiedades es Caxton College ya que, tras treinta años de trayectoria educativa, atesora la excelencia de un colegio británico. Ese conocimiento y esa experiencia pedagógica diaria se ponen al servicio, todos los sábados, de aquellas personas que quieren exponerse al estudio del inglés desde una perspectiva comunicadora, emocional y creativa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios