José Font - Cuadernos de Napoleón

Heráldica adulterada

«Era innecesario la mutación burda de nuestro emblema, bastante bochornoso el gasto y una falta de respeto a la historia de los valencianos»

José Font
Actualizado:

Esta semana nos brindaba el Gobierno valenciano, la modificación del emblema de la Generalitat Valenciana para conmemorar los 600 años de la institución de autogobierno regional. Para ello han contado con los mismos diseñadores del escudo que en 1984, utilizando más de 18.000 euros de los contribuyentes para colocar una letra como la de cualquier blog simpático e irrelevante, como el mío por ejemplo, unificando el color. Todo es rojo, escudo y letra, para que nos acordemos del Partido Socialista. Horroroso es el achatamiento poco estético del yelmo y la cimera con la corona real abierta -ahora ha quedado una coronita de señor- y el dragón -vibra en términos heráldicos- del rey de Aragón Pedro I “ El Ceremonioso”. No quiero hablar de la cruz de Íñigo Arista que con el cambio parece la de una farmacia, porque ya sé lo que sucede con las cruces en la Comunidad Valenciana, que las eliminan mientras el alcalde paleto de turno, silba el himno de Riego.

Desconocía que en los años 80 hubiéramos necesitado los valencianos, dos diseñadores para un escudo ampliamente publicado y conocido desde hace siglos, y su adaptación a la documentación oficial, pero reconozco que hicieron un buen trabajo entonces cuando nuestros organismos autonómicos nacían y carecíamos de instituciones. Ahora, con un Consell Tècnic d’Heráldica i Vexilología dependiente directamente de la Presidencia de la Generalitat, era francamente innecesario esta mutación burda de nuestro emblema, bastante bochornoso el gasto habiendo unos expertos que asesoraban sobre estas lides, y por supuesto una falta de respeto a la propia historia de los valencianos. Vergüenza.

José FontJosé Font