Guillem Bertomeu - LLETRAFERIT

Golpe de autoridad Guillem Bertomeu

«Toda la contundencia de Bonig en sus reiteradas declaraciones debe de ir acompañada de acciones»

Imagen de archivo de Isabel Bonig en las Cortes Valencianas
Imagen de archivo de Isabel Bonig en las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA
- Actualizado: Guardado en: Valencia

De Isabel Bonig siempre se ha dicho que habla claro y que es capaz de levantar de sus sillas a los afiliados, de cualquier sede, con discursos enérgicos ideológicamente. El poco más de año que lleva como lideresa no ha sido fácil, siempre rodeada de causas judiciales y titulares de prensa que se han llevado por delante a gran parte de la dirección popular de los últimos años de gobierno donde se ganaban elecciones tras elecciones como un rodillo.

El mayor de los méritos que ha tenido Bonig, y no es tarea fácil, está siendo la de mantener una estructura unida en unos duros meses donde se ha perdido todo el poder político regional y municipal, pasando de ser una estructura mastodóntica a quedar casi en los huesos. El liderazgo de Bonig a día de hoy es indiscutible, configurando su guardia pretoriana junto a Eva Ortiz, Luis Santamaría o Carmen Contelles, y con la legitimidad de haber mejorado hasta en dos ocasiones, diciembre y junio, los resultados de los populares en la Comunitat desde las elecciones autonómicas de mayo de 2015, en cerca de 140 mil votos. No es una mala carta de presentación.

En esta semana, donde se ha celebrado el debate de política general en les Corts Valencianes, un debate descafeinado, hasta donde el mismo Podemos, en palabras del propio Montiel, le han mandado varios avisos al gobierno de Puig y Oltra. Todos los titulares se los ha llevado el tema Barberá, y su apertura de investigación a través del Tribunal Supremo, y otra nueva desclasificación del caso Taula, que casi semanalmente va minando a la formación popular.

Bonig sobre el tema de la corrupción política siempre ha hablado claro, incluso el grupo popular en las Cortes apoyaron junto al resto de grupos exigir a la senadora Barberá la entrega de su acta. Hace unos meses se habló de refundación del PPCV, se utiliza mucho el hastag #NuevoPPCV, pero la situación anómala de la política a nivel nacional hace que desde Génova no se pongan fechas a los congresos regionales, y en cascada los provinciales y locales, ni tampoco se acelere la también anómala situación del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Valencia.

Toda la contundencia de Bonig en sus reiteradas declaraciones debe de ir acompañada de acciones, la agenda del partido debe de pasar de llevarla los titulares de prensa y pasar a liderarla con un proyecto de personas e ideas entre los populares valencianos. Esperemos que sea pronto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios