Política

La gestora del PP potenciará su labor de oposición en Valencia de la mano del único edil no investigado

Luis Santamaría trasladó previamente a los concejales los nuevos pasos del partido en la ciudad

Luis Santamaría, ayer, en la sede del PPCV
Luis Santamaría, ayer, en la sede del PPCV - ROBER SOLSONA

La gestora constituida en Valencia tras la disolución del PP como consecuencia del estallido del caso Taula ya ha comenzado una «nueva etapa» para visibilizar la labor que se encuentra realizando en la ciudad y centralizar la acción política.

Este periodo que ahora se abre se basará sobre todo, tal como informó ABC, en potenciar su labor de oposición al tripartito con un apoyo directo al portavoz en el Ayuntamiento y único concejal no investigado por presunto blanqueo de capitales, Eusebio Monzó. También evitando, a su vez y en la medida de lo posible, una confrontación directa con los nueve ediles imputados (los cuales fueron suspendidos cautelarmente de militancia pero permanecen en el grupo municipal), cuya situación judicial y dentro del partido está pendiente de resolver.

El presidente de la gestora, Luis Santamaría, explicó ayer que, tras un primer momento en que se trató de que el PP «siguiera en marcha» en Valencia ciudad en esta «situación tan delicada» y haber sido capaces de desempeñar «un trabajo razonable» en las pasadas elecciones del 26 de junio pese a no tener experiencia en la organización de campañas, toca abrir una nueva etapa ahora que «todo apunta» a que la próxima semana habrá Gobierno.

El deber el PP, comentó, es «fiscalizar» el trabajo tanto del alcalde, Joan Ribó, como del Gobierno municipal en coordinación con el grupo municipal representado en Monzó, quien durante estos meses (y así seguirá) ha sido su interlocutor.

En cuanto al resto de concejales, Santamaría admitió que sí les trasladó todas estas decisiones por parte del partido. De hecho, fuentes de la formación confirman que mantuvo una reunión este lunes con Alfonso Novo para comentarle la situación.

El presidente de la gestora se limitó a decir ayer, sobre su situación judicial, que «no se puede volver a lo mismo una y otra vez», aunque «la posición de la dirección regional es clara del minuto uno» y «se está a expensas de que se produzca una resolución», en referencia al expediente informativo abierto por Génova.

Sedes y actividades

Uno de sus objetivos ahora, apuntó Santamaría, es potenciar el plan de viabilidad y la adaptación a la nueva ley de financiación de partidos políticos vigente desde enero de 2016. Por ello, se realizó un análisis de la situación económica de los 10 distritos que tiene el PP en Valencia y de sus cinco sedes: Exposición, Abastos, Patraix, Tránsitos (que confía en poder firmar el 1 de noviembre la renovación del contrato) y Marítimo, cerrada hace poco por problemas económicos, aunque tratarán de reabrirla. Además, ha destacado que dispondrán de un espacio propio en el edificio América donde se trasladará la sede regional.

Uno de los próximos actos en esta nueva fase de la gestora será la celebración de una jornada de puertas abiertas el 4 y 5 de noviembre. La convocatoria incluye un balance de la labor realizada por este órgano, y varias mesas: una sobre los problemas sociales, otra sobre empleo, una tercera con portavoces de compañeros del PP en la oposición para intercambiar experiencias, así como reuniones con asociaciones de vecinos para analizar problemas de convivencia. La jornada la clausurará la presidenta del PPCV, Isabel Bonig.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios