Política

Génova evita dar protagonismo a Valencia en la Intermunicipal del PP tras la tensión con los concejales

Ningún representante del Ayuntamiento estuvo presente en el acto una semana después del conflicto en la Interparlamentaria

Beatriz Simón y Lourdes Bernal, durante la Interparlamentaria celebrada en Valencia con las acreditaciones
Beatriz Simón y Lourdes Bernal, durante la Interparlamentaria celebrada en Valencia con las acreditaciones - ABC

La tensión vivida en la Interparlamentaria que el PP celebró en Valencia los pasados 1 y 2 de septiembre a cuenta de la acreditación de las concejales Beatriz Simón y Lourdes Bernal y del asesor Luis Salom provocó un fuerte enfado en Génova que este fin de semana ha tenido sus consecuencias. Los tres se encuentran suspendidos de militancia -al igual que el resto de ediles y asesores menos Eusebio Monzó- tras su investigación por presunto blanqueo de capitales.

El partido ha tratado de mantenerlos al margen de los actos importantes que suelen celebrarse, pese a lo cual se producen sobresaltos. Su actuación en la Interparlamentaria, sobre la que informó Valencia Plaza, llegó, como resulta lógico, a oídos de la dirección nacional -que se encontraba presente-, ya que se trató de mediar para que el conflicto no fuera más allá, según señalan fuentes del PP. El resultado, sin embargo, fue la acreditación y la posterior fotografía, además de sentarse en las primeras filas del acto. Una estampa que disgustó a Génova porque, además, se trataba de una cita a la que los concejales no están invitados normalmente.

La conclusión, tanto a nivel nacional como regional, es que se trató de una «provocación» para «hacer daño» al partido. Y las primeras consecuencias llegaron este fin de semana en la Intermunicipal celebrada en Zaragoza. Un acto, al que, como su nombre indica, los protagonistas sí son los concejales y dirigentes locales.

La presencia valenciana fue excesivamente reducida. En concreto, únicamente estuvo presente el presidente de la gestora en Valencia, Luis Santamaría, y Javier Montero, miembro de este mismo órgano. Según fuentes del partido, los ediles no recibieron invitación a excepción de Eusebio Monzó, quien incluso tenía prevista inicialmente una intervención que cayó a última hora. Un hecho que, según se interpreta en las filas populares, se debió claramente a los acontecimientos de días atrás.

Incertidumbre judicial

La ausencia de representantes de la ciudad resulta especialmente grave al tratarse de una de las plazas más importantes (junto a Madrid) que Rajoy tratará de recuperar en las próximas elecciones de 2019. Además, los apoyos al PP suponen el 17% de todos los votos autonómicos. «Tenemos que centrarnos en hacer oposición en la ciudad y dejarnos de líos internos porque esto lo único que hace es dañarnos a nosotros mismos y crear más tensiones», reflexiona un cargo del partido, mientras otros aventuran que lo ocurrido en la Interparlamentaria provocará que Génova sea más contundente a la hora de resolver los expedientes informativos que todavía mantiene abiertos a los ediles a la espera que la apetura de juicio oral.

Precisamente es esa incertidumbre la que muchos entienden que provoca reacciones como esta por parte de unos pocos concejales, ya que otros se mantienen en una posición de mayor cercanía al partido. La solución, sin embargo, se antoja difícil y sólo tendrá que ver con los tiempos judiciales. Los únicos que podrán condicionar las decisiones políticas por parte de la dirección nacional.

Toda la actualidad en portada

comentarios