Imagen de una protesta de los educadores
Imagen de una protesta de los educadores - ABC
Sociedad

La Generalitat convoca de urgencia a la bolsa de educadores especiales para cubrir 21 plazas vacantes

El procedimiento extraordinario trata de aplacar las denuncias de los padres recabadas por ABC esta semana

VALENCIAActualizado:

La Generalitat ha convocado para el próximo 1 de febrero a todos los integrantes de la bolsa de trabajo de educadores especiales para intentar cubrir veintiuna de las 37 plazas vacantes que existen a día de hoy en los centros públicos de la Comunidad Valenciana y que el Consell cataloga como urgentes. De acuerdo con fuentes de la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas, de la que dependen orgánicamente los educadores aunque presten sus servicios en colegios e institutos, la convocatoria del jueves de la semana que viene supone un «procedimiento extraordinario permitido por la ley» para cubrir las vacantes.

En estos momentos hay 1.077 puestos de educadores en los centros públicos valencianos, de los cuales a día de hoy están cubiertos 1.040.

El Gobierno valenciano tratará de resolver un problema por la vía rápida tras las quejas de los padres con necesidades especiales que en la última semana han trasladado sus quejas por la falta de cobertura de plazas. Es el caso de un colegio público de Valencia en el que falta el educador desde mediados de diciembre y una madre narró el caso la desatención sufrida por su hijo autista, que se tornó viral después de que ABC se hiciera caso de la carta que difundió a través de las redes sociales.

Varios padres de este mismo centro denunciaron que cuando sus hijos defecan son requeridos por el colegio para que acudan, toda vez que no se ha cubierto la plaza del educador del aula CYL (Comunicación y Lenguaje).

Fuentes de Justicia han explicado a ABC que «hay muchos problemas para cubrir las vacantes», sobre todo en los casos que se trata de periodos cortos de tiempo y en núcleos alejados de las capitales de provincia, ya que a los integrantes de la bolsa de empleo (algo más de un centenar) nos les interesa por cuestiones económica, según recalcan desde la Conselleria. No obstante, se ha habilitado un procedimiento de urgencia para tratar de cubrir todas las plazas a partir de la próxima semana.

Sin oposiciones desde 2008

Según el sindicato CSIF, el de los educadores sociales es «un colectivo un poco abandonado». Entre otras críticas, señalan que la Conselleria «quiere» que cubran un horario laboral de 9 a 17 horas (jornada de ocho horas), cuando el decreto del colectivo señala que deben trabajar siete horas y cuarto cada jornada.

Además, el sindicato asegura que desde 2008 no se han convocado oposiciones para educador (ese año apenos fueron cuatro las ofertadas), y añaden que «hay mucho trabajo temporal y precario». Para denunciar la situación, el colectivo lleva desde diciembre convocando huelgas.

De acuerdo con los sindicatos, los educadores son un colectivo «muy numeroso», formado por cerca de mil funcionarios -el 80% son interinos y el 90% mujeres- repartidos por las escuelas e institutos públicos de la Comunidad Valenciana.

En este contecto, el presidente de FAMPA-València, Màrius Fullana, trasladó este jueves su preocupación por la situación de dos centros públicos de la ciudad con especiales problemas al director general de Política Educativa, Jaume Fullana.