Imagen tomada este martes en Gandía
Imagen tomada este martes en Gandía - ABC
Política

Gandía incumple el Reglamento de Circulación al pintar la bandera gay en los pasos de cebra

El CSI-F alerta del riesgo que entraña para el tráfico sustituir el blanco por los colores del arco iris

VALENCIAActualizado:

El Ayuntamiento de Gandía, gobernado en coalición por el PSPV y Compromís, ha incumplido el Reglamento de Circulación al pintar con los colores distintos al blanco e intercalados en las señales viales en el municipio valenciano para recrear la bandera gay.

En este sentido, el sindicato CSI·F avisa al Ayuntamiento del «riesgo que implica para la circulación sustituir el color blanco de las marcas de paso de peatones». Además, la central advierte del incumplimiento que supone del Reglamento General de Circulación que, en el apartado C de su artículo 168, especifica que “no podrá utilizarse líneas de otros colores que alternen con las blancas” para estas marcas. La normativa tiene carácter internacional.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) alerta de la responsabilidad que podría conllevar para el Consistorio la decisión de sustituir el blanco de varias marcas de paso de peatones de la ciudad por los colores naranja, amarillo, verde, azul y rosa. El sindicato explica que este tipo de señales aparecen reguladas en el derecho internacional, al igual que ocurre, por ejemplo, con el rojo y verde de los semáforos.

CSI·F subraya que el cambio en las marcas de paso para peatones conduce a la confusión de peatones y conductores y, sobre todo, pone en riesgo su seguridad. “El símbolo de la marca de paso de peatones resulta idéntico en la mayor parte de países. Además de poder provocar accidentes entre los vecinos del municipio, Gandia destaca como destino turístico, por lo que cambiar una señal de tránsito tan elemental conlleva un peligro también para los visitantes”, relata el sindicato.

La central sindical hace hincapié en que esta variación de rotulación arbitraria afecta a la policía local en la gestión de la circulación. Además, advierte de la responsabilidad que recaería en la persona que hubiera dado la orden de la variación de colores de ocurrir algún percance. El sindicato defiende la celebración de los días internacionales, como el de hoy del orgullo LGBT, aunque siempre con medidas y actos que cumplan la legislación y, sobre todo, no comporten un riesgo para los ciudadanos.