Imagen de Echávarri y Sánchez tomada en junio del pasado año en Alicante
Imagen de Echávarri y Sánchez tomada en junio del pasado año en Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Política

Gabriel Echávarri, el alcalde procesado «amigo» de Pedro Sánchez que se aferra al cargo

Compromís reclama la dimisión del primer edil alicantino mientras los socialistas prefieren esperar a la apertura de juicio oral

ALICANTEActualizado:

El procesamiento del alcalde de Alicante ha puesto en un brete al PSPV-PSOE. El devenir judicial de Gabriel Echávarri ha propiciado la salida de Compromís del equipo de gobierno y sitúa a Pedro Sánchez y Ximo Puig en la tesitura de mantener al frente de la Alcaldía de la sexta ciudad de España a un procesado por prevariación que, además, está siendo investigado por otra causa.

Al respecto, la coportavoz de Compromís Mónica Oltra ha pedido este miércoles que se cumpla el acuerdo alcanzado para la refundación del pacto de gobierno en Alicante, según el cual si la situación judicial del alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, se agravaba "se buscaría otra candidatura" a la alcaldía.

Otra se ha pronunciado así antes de la inauguración del congreso "El autogobierno del pueblo valenciano, pasado, presente y futuro", al ser preguntada por el procesamiento de Echávarri por fraccionar contratos en la Concejalía de Comercio.

La también vicepresidenta del Consell ha considerado que los alicantinos "merecen un gobierno que responda a las expectativas y a la confianza que la gente, cuando votó, puso en el cambio y en las políticas que ponen en el centro a las personas".

Sin embargo, y a pesar de tener un pie en el banquillo, Echávarri se aferra al cargo, respaldado por el PSPV. La dirección federal no se ha pronunciado. En el pasado, el alcalde de Alicante se declaró «amigo» de Pedro Sánchez, aunque cambió de opinión varias veces en los procesos internos del PSOE, en el que tras haberse alineado con el sector de Susana Díaz acabó respaldando al actual secretario general.

En una entrevista concedida a ABC en la campaña electoral de 2015, Echávarri abogaba por «establecer un protocolo de prevención de la corrupción, con doble firma de funcionarios para cada contrato público y con más peso para los criterios objetivos en los concursos públicos».

En este contexto, Oltra ha recordado que hace unas semanas hubo "una refundación del pacto del gobierno de Alicante, que comparten el PSPV, Compromís y Guanyar Alacant, en la que se dijo que "si la situación judicial del alcalde se agravaba se buscaría otra candidatura a la alcaldía de Alicante".

"Lo que se pide es que cumplan los acuerdos de ese pacto", ha afirmado Oltra, quien ha asegurado que cuando uno "firma un pacto o choca una mano hay que cumplir ese pacto y eso es lo que se está solicitando en este momento".

Echávarri, Sánchez y Puig, durante un acto de campaña en Alicante
Echávarri, Sánchez y Puig, durante un acto de campaña en Alicante-REUTERS

Ha asegurado que "la ética, el buen gobierno y la transparencia son inherentes al cambio político" que se produjo en 2015, cuando la gente apostó por "políticas que rescaten a las personas" y que pongan "la transparencia, el buen gobierno y ética también en el centro", frente a una época en la que "la corrupción se instaló de manera sistemática y sistémica en todas las instituciones".

"Ni los alicantinos ni los valencianos merecen ese tipo de prácticas y ante esa situación, se tiene que cumplir la refundación del pacto que se firmó hace pocas semanas", ha insistido Oltra.

Por contra, el portavoz del PSPV en las Corts Valencianes, Manolo Mata, defendía este martes afirmado que "quedan opciones jurídicas" al alcalde de Alicante y puntualizó que su formación no pedirá su dimisión si no se abre juicio oral, a pesar de su procesamiento. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha hecho suyo este posicionamiento, al ser preguntado en Londres por esta situación anómala del dirigente alicantino.