Vicente Ordaz - EL FARO

Fuego enemigo Vicente Ordaz

«Todos opinan y nadie hace. Mientras, el bosque se quema»

Fuego enemigo
- Actualizado: Guardado en: Valencia

Mientras nuestros políticos juegan a ser políticos, la vida pasa y las cosas ocurren, a ellos, por lo visto ni “fu” ni “fa”. No se ponen de acuerdo para formar gobierno en el plano nacional y tampoco lo hacen en clave autonómica siquiera para elegir a un presidente que encabece el órgano rector de la nueva Radiotelevisión Valenciana. Lo de alargar los plazos para alcanzar acuerdos, más allá de la naturaleza del mismo, lo llevan dentro, forma parte de su ADN, son políticos.

Mientras tanto, por ejemplo, el monte se quema y la pérdida material y ecológica es irrecuperable. El incendio de Xàbia y Benitaxell ha sido provocado por la mano del hombre y sus responsables, cuando sean puestos ante la justicia, cumplirán menos condena de cárcel que el que roba unas latas de conserva en un colmado. Da igual si en su extinción ha muerto un brigadista o si el fuego ha devorado 20.000 ha, tardarán poco en pisar la calle. Es la ley que tenemos, la que de manera obligatoria hay que cambiar. Sólo endureciendo al máximo las penas, el desalmado que prende fuego al bosque de manera voluntaria o el imbécil que no tiene mejor idea que montar una barbacoa familiar un día de poniente a 42 grados se lo pensarán dos veces, ¿De verdad es necesario esto último? ¿Se puede ser más bobo?

Eso sí, la utilización política de un suceso como este vuelve a retratar a muchos miembros de la clase política. El bosque es pasto de las llamas y, mientras tanto, según a quién escuches los incendios se producen, bien porque las leyes de gobiernos anteriores están mal hechas o porque el ejecutivo actual ha descuidado las tareas de prevención. Incluso sin conocimiento alguno, ni habiéndose puesto delante de un fuego que no sea otro que el de la cocina, hay quien se atreve a cuestionar la estrategia que se sigue por parte de los efectivos en los primeros momentos que se produce un fuego. Todos opinan y nadie hace. Mientras, el bosque se quema.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios