Dos agentes inspeccionan una de las máquinas manipuladas con descargas eléctricas
Dos agentes inspeccionan una de las máquinas manipuladas con descargas eléctricas - POLICÍA NACIONAL
Policía Nacional

Forzaban máquinas de las salas de juego con descargas eléctricas en Elche

Los cuatro detenidos disimulaban tomando consumiciones y cambiando de sitio y hurtaron 850 euros en una tarde

ALICANTEActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en la provincia de Murcia a cuatro personas que componían una organización criminal que presuntamente manipulaba con un dispositivo electrónico máquinas que proveían de cambio a los clientes de salones de juego de Elche (Alicante). En una sola tarde y en el mismo local, lograron robar 850 euros en efectivo mediante este método basado en descargas eléctricas, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

La investigación comenzó cuando el responsable del establecimiento de juegos de azar de Elche denunció que había sido víctima de un robo. En el momento de recoger la recaudación de la máquina se dio cuenta que en el cajón no había dinero en efectivo.

Tras la denuncia de la víctima, el grupo de investigación de la Comisaría de Elche se hizo cargo e identificó a los autores gracias al visionado de las cámaras de seguridad. En la grabación se veía a los detenidos sacudiendo descargas eléctricas sobre una máquina del salón mediante un dispositivo electrónico, con lo que conseguían que expulsara inmediatamente todo el dinero que había en su interior.

Los sospechosos entraron al establecimiento en torno a las 17 horas y pasaron más de tres horas dentro. Para evitar ser descubiertos por el trabajador del local, jugaron en diferentes máquinas tragaperras y tomaron consumiciones, si bien la mayor parte del tiempo se dedicaron a manipular la máquina para apropiarse del botín.

Una vez identificados, la Policía comprobó que residían en diferentes pueblos de la provincia de Murcia, por lo que la Brigada de Policía Judicial de Elche estableció un dispositivo que culminó con su arresto y traslado a disposición judicial.

Los agentes mantienen abierta la investigación por si la banda contara con más miembros o se hubieran producido otros robos similares.