Política

La Fiscalía pide la imputación del alcalde de Bellreguard por el acto suspendido por la Junta Electoral

Al evento, que fue denunciado por el PP por un posible delito electoral, asistieron Ximo Puig y Mónica Oltra

Mónica Oltra y Ximo Puig, en una imagen de archivo
Mónica Oltra y Ximo Puig, en una imagen de archivo - MIKEL PONCE

La Fiscalía Provincial de Valencia ha reclamado la imputacióndel alcalde de Bellreguard, Joan Marco, por la celebración de un acto suspendido por la Junta Electoral de Zona el pasado 6 de mayo, en pleno proceso electoral, y al que asistieron el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra, y el líder de Podemos, Antonio Montiel.

La petición viene motivada por una denuncia del PP ante este órgano tras la previsión de la visita del jefe del Consell a la localidad para inaugurar una exposición de Antoni Miró «Ovidi Montllor, l'ànima d'un país» y el ciclo de conferencias «Converses de Maig». La iniciativa, bajo el lema «País! País? País», pretendía abrir «un espacio de discusión sosegada sobre el futuro de los valencianos y las valencianas», según explicaron en su presentación.

La Junta Electoral requirió al Ayuntamiento de Bellreguard, gobernado por el PSPV, para que suspendiera el acto de inauguración por considerar que atentaba «a los principios de objetividad y transparencia que deben presidir el proceso electoral», al haberse convocado ya los comicios pero sin que la campaña se hubiera iniciado.

En el acta afirmaba que no se trataba de un evento que resulte «imprescindible realizar en período electoral» y señala no se encuentra entre los permitidos por la ley electoral ya que «no se trata de un acto o evento que se celebre de forma regular o periódica en esas fechas».

«Caso omiso»

Después de que el PP pusiera estos hechos en conocimiento de la Fiscalía, ésta acordó el pasado 12 de septiembre incoar diligencias de investigación penal. En el escrito recuerda que el Ayuntamiento de Bellreguard hizo «caso omiso» al requerimiento de la Junta Electoral de Zona de Gandia e inauguró y celebró las jornadas tal cual las había previsto.

Tales hechos, detalla, podrían ser constitutivos de un delito de desobediencia, por lo que acuerda remitir las diligencias al Juzgado Decano de Gandia para que las remita al juzgado de Instrucción correspondiente e incoe el procedimiento adecuado.

La Fiscalía solicita, así, la declaración en calidad de investigado del alcalde de Bellreguard y que se reclame a la Junta Electoral de Zona copia del expediente completo derivado de la denuncia del PP.

En su momento, tanto la Generalitat como el Consistorio aseguraron que desconocían la anulación del acto. El alcalde afirmó que el fax con la resolución llegó al Ayuntamiento a las 16.01 de ese día, «cuando allí ya no quedaba prácticamente nadie».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios