Vicente Ordaz - El Faro

En estado de shock Vicente Ordaz

«Puig no quería ni mirar el móvil cuando las estimaciones daban ganador a Trump. Lástima que no haya reaccionado igual tras saber que la Comunidad es la autonomía con más ciudades pobres»

Ximo Puig y Manuel Mata, ayer, en las Cortes Valencianas
Ximo Puig y Manuel Mata, ayer, en las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA
- Actualizado: Guardado en: Valencia

Ganó Trump, ya es presidente electo. El próximo 20 de enero será el inquilino de la casa blanca durante los próximos cuatro años. Es imposible abstraerse de todo lo que rodea a las elecciones presidenciales en los EEUU, pero aun así he de reconocer que me ha sorprendido la reacción de más de un político valenciano después del sorprendente resultado.

Ximo Puig, Presidente de la Generalitat reconoció quedar “en estado de shock”, no quería, según sus palabras, ni mirar el móvil cuando las estimaciones de voto ya daban ganador a Trump. Lástima que no haya reaccionado igual tras saber, como publicaba este mismo diario ayer, que la Comunidad es la autonomía con más ciudades pobres y los servicios sociales más precarios, datos de del informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales acerca del gasto social de los 350 municipios españoles con más de 20.000 habitantes, quizá esto si sea para entrar en estado de shock, antes de quién gobernará un país en otro continente.

Manuel Mata portavoz del PSPV en Les Corts, se mostraba el pasado miércoles “conmocionado” por la victoria del magnate. Desconozco si la conmoción de mi buen amigo Mata es proporcional por este caso a la que debe sentir cuando ve la situación de su partido, roto por varios lados y reclamando un congreso regional que quiere evitar a toda costa su Secretario General. Un PSPV fuerte y organizado es vital para el futuro de la Comunidad, lo de ahora, si conmociona.

Fran Ferri, Portavoz de Compromís en la Cámara Valenciana calificaba de “mala noticia para los valencianos la victoria de Trump”. Sin palabras. Para mí, valenciano, mala noticia es que se pueda eliminar la opción de la enseñanza concertada, que se pueda atentar contra nuestras señas de identidad, o que no se solucione el problema de la financiación, tres cuestiones de las que el tripartito todavía no puede culpar a Donald Trump. Por tanto, para nuestra clase política. Más Comunidad y menos EEUU, aunque vista mucho meterse con Trump que, por cierto, y por si a alguno se le ha olvidado, ha ganado las elecciones de manera legítima, y eso todavía, en democracia, merece un respeto, aunque el vencedor, no sea de tu agrado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios