Vicente Ordaz - EL FARO

Esta Agencia es un fraude

«Si esto lo llega a hacer el PP a esta hora tendríamos la calle tomada»

Vicente Ordaz
Actualizado:

No se puede hacer peor. Podemos impulsó la creación de la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Comunidad Valenciana, lo que comúnmente se conoce como Agencia Antifraude. Había que vender transparencia, romper con el pasado, había que demostrar que las cosas cambiaban. Compromís tenía su Conselleria de Transparencia y Podemos necesitaba otro juguete con el que ganar visibilidad. Un inciso. Me gustaría que dos años y medio después alguien me cuente para que sirve dicha Consellería, que ha sumado en este tiempo, que ha aportado al funcionamiento de la administración además de engordar su gasto. La agenda del conseller Alcaraz da risa.

Volvemos a la Agencia de Podemos. Las genialidades en estas las últimas horas antes de comenzar a funcionar se suceden. Este diario, en rigurosa primicia informaba en su edición del pasado día 12 que la Agencia Antifraude había encontrado sede para establecerse. El edificio elegido está en la calle Navellos, y el alquiler a pagar a cargo de nuestros impuestos alcanza la cifra de 10.000 euros mensuales. La primera en la frente. Resulta que una organización creada para ¿luchar? contra el fraude no puede ocupar ninguna de las muchas dependencias o edificios de la Generalitat. Si esto lo llega a hacer el PP a esta hora tendríamos la calle tomada. Se mire por donde se mire, es una vergüenza, y una falta de respeto al contribuyente. Pero como lo hace Podemos...

Y la segunda en la frente. La segunda tomadura de pelo, el nombramiento de su director, Joan Antoni Llinares. Supongo, que el libro de teoría de como nombrar a un director de una Agencia Antifraude terminará con una idea que sería algo así como “nombre usted a alguien que jamás haya tenido sombra alguna de duda en su gestión”. Pues aquí parece ser que tampoco hemos atinado.

Imagen de archivo de Joan Antoni Llinares
Imagen de archivo de Joan Antoni Llinares - ABC

Resulta que un informe de la Sindicatura de Cuentas de la Generalitat de Cataluña revela que el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ocultó la información sobre sus cuentas en el ejercicio 2008, que la Relación de Puestos de Trabajo «no se ajustó a la normativa vigente» y que se produjeron literalmente «incumplimientos relativos a las adjudicaciones»

[Consulte aquí el informe completo]

¿Saben quién era el responsable del Museo en ese tiempo? Si, Joan Antoni Llinares. Pleno al 15. Si esto llega a pasar en tiempos de Fabra…

Vicente OrdazVicente Ordaz