José Font - CUADERNOS DE NAPOLEÓN

Esperanza

«La rojigualda cuelga en miles de balcones y, por primera vez en nuestra democracia, no es debido al fútbol»

Actualizado:

Esta vez España está unida bajo su bandera por la justicia y la libertad de nuestros compatriotas en Cataluña. La rojigualda cuelga en miles de balcones de nuestras ciudades, y por primera vez en nuestra democracia no es debido al fútbol, no, lo es por la dignidad de un país que no se resigna a desaparecer. Ante un gobierno español débil, el despertar del pueblo tuvo que iniciarse después del Discurso del Rey. Ya no estaban solos ni los catalanes, ni los guardias civiles, ni lo policías nacionales destinados allí.

La Iglesia Catalana, que parece haber sido instituida por el mismísimo diablo, se ofrece como mediadora, pero no va haber diálogo con los criminales, pues el pueblo español va a negar ese diálogo el próximo domingo en Barcelona.

Los valencianos debemos exigir también que pague el que incumpla la ley, rechazando el diálogo y diciendo alto y claro a los enemigos de nuestra tierra y de nuestros símbolos, que tampoco estamos dispuestos a sucumbir como región a la CUP en Valencia, sabemos quiénes son, pues siempre han estado aquí junto a nosotros en todos los pueblos valencianos, desde Vinaroz a Orihuela, debajo de cada sigla de Compromís, dando clases en nuestros colegios e institutos, bien instalados en nuestras asociaciones culturales y musicales. Por ello les vamos a señalar, con la Constitución y el Estatuto en la mano, y vamos a aclamar como nunca, que no van a poder con nuestra historia, con nuestra cultura ni con nuestro ánimo.