El presidente de AGBAR, Ángel Simón, en la clausura del Aquae Talent Hub.
El presidente de AGBAR, Ángel Simón, en la clausura del Aquae Talent Hub. - EFE
Hidraqua, Fundación Aquae y la Universidad Miguel Hernández de Elche

Empresas autosuficientes con un impacto positivo en la sociedad

El I Aquae Talent Hub muestra a «emprendedores sociales» de varios países con ideas como la detección de tumores por mujeres invidentes o una pintura amarilla espantamosquitos

ALICANTEActualizado:

El conocimiento y la cooperación con altas dosis de talento y pasión hacen posible que cualquier persona, indistintamente de donde resida, pueda convertirse en un "emprendedor social" que compatibilice la autosuficiencia económica con el objetivo de contribuir "a un mundo mejor". En definitiva, ese emprendedor social es aquel que desarrolla una idea en la que prima el impacto positivo en la sociedad por encima del rendimiento económico.

Así se ha puesto de manifiesto este miércoles en la primera edición del «Aquae Talent Hub», una iniciativa que busca compartir experiencias de innovación y emprendimiento social organizada por la Fundación Aquae, la empresa de gestión del agua Hidraqua y la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche.

Esta jornada, celebrada en el aula magna de la UMH y a la que han asistido el rector, Jesús Pastor, y el alcalde ilicitano, Carlos González, entre otros, se ha convertido en la primera de un total de 16 encuentros programados en 2017 en distintos puntos del país, como Murcia, Santiago de Compostela, Pontevedra, Orense, Málaga, Sevilla, Huelva o Granada.

El presidente de la Fundación Aquae y del Grupo Suez en España, Ángel Simón, ha destacado la importancia de tener esta idea y "pasión por el proyecto", que puede ser desarrollado por el emprendedor mismo o bien dentro de una empresa.

Asunción Martínez (Fundación Aquae), junto al alcalde de Elche, Carlos González
Asunción Martínez (Fundación Aquae), junto al alcalde de Elche, Carlos González- EFE

"Se puede emprender desde cualquier lugar", ha proseguido, porque lo fundamental es tener una buena idea ya que una vez conseguido esto la financiación llega "del mundo".

Simón ha apuntado que el carácter emprendedor ha sido impulsado por el predominio de lo digital y tecnológico, y ha relatado que el Grupo Suez dirige el 1,5 por ciento de sus ingresos anuales (30 de un total de 2.000 millones de euros) a políticas de innovación y colaboración en distintos puntos del planeta.

La directora del parque científico de la UMH, Tonia Salinas, ha coincidido en que "el talento está por todas partes" y ha repasado las iniciativas de su institución para que, en el caso de Elche, esas ideas "arraiguen" en su entorno, ayudando a la crear pequeñas empresas en líneas muy distintas, desde cohetes espaciales a productos más sociales, como sillas para discapacitados.

La codirectora de Ashoka Europa (la mayor red de emprendedores e innovadores sociales del mundo), Ana Saénz de Miera, ha animado al medio millar de inscritos del I «Aquae Talent Hub» a poner en práctica el talento que todos tenemos y le dediquen pasión "porque mejorar el mundo está al alcance de todos".

En una clase magistral, Saénz de Miera ha insistido en la idea en que todas las personas cuentan con "empatía y talento", aunque cree que es cierto que hay que "practicarlas" porque no se desarrollan sin un esfuerzo. Por ello, ha animado a los presentes a lanzarse a sus proyectos, y ha comentado que Ashoka colabora con 3.300 emprendedores sociales de 94 países, al 50 por ciento impulsados por hombres y mujeres.

Ejemplos de éxito

Entre ellos, ha destacado el caso del nigeriano Isaac Agbetusin que, a partir del dato de que el 73 por cientos de sus compatriotas carecen de un aseo, ha creado con productores locales fábricas de baños portátiles, y subroga la gestión a favor de viudas y desempleados de pueblos, que se ganan la vida cobrando unos céntimos por usuario.

De esta idea han salido 3.000 aseos repartidos en siete países, iniciativa que hace un mundo mejor como también la del ginecólogo alemán Frank Hoffmann que se percató de que, al tener más desarrollado el sentido del tacto, las mujeres ciegas son más eficaces que los mamógrafos al detectar pequeños tumores de cáncer de mama.

"Se da empleo a un colectivo de riesgo, las ciegas, y también se obtiene un ahorro médico", ha destacado Saénz de Miera.

Otros casos que ha relatado son los del español Pedro Medrano, que ha localizado y agrupado a propietarios de pequeñas porciones de montes en varias provincias españolas, como Soria, para aumentar su vinculación con el medio forestal, o el filipino Phillippe de Roux, que ha ayudado a llevar agua potable a 22.000 chabolas, un proyecto en el que colabora el Grupo Suez.

También ha puesto como ejemplo al danés Thorkil Sonne demostrando que los autistas son más eficientes al comprobar posibles errores en la fabricación de software, con lo que quiere crear un millón de empleos en el mundo, a la vizcaína Ana Urrutia al cambiar hábitos en residencias de ancianos con demencia para evitar atarlos o a la valenciana Pilar Mateo al diseñar una pintura especial amarilla que ahuyenta los mosquitos de países tropicales con riesgo de plagas.

La sesión había comenzado con un taller de Irene Lapuente, fundadora de La Mandarina de Newton SL.