Imagen de archivo del examen de unas oposiciones
Imagen de archivo del examen de unas oposiciones - ABC
Entre 2017 y 2019

La Diputación de Alicante convoca 218 nuevas plazas de empleo público

La corporación ha informado de que un total de 197 son de turno libre y 21 de promoción interna

ALICANTEActualizado:

La Mesa de Negociación de la Diputación de Alicante ha acordado ofertar 218 plazas de empleo público, la más importante de los últimos 15 años para "dar estabilidad y consolidar" los puestos de trabajo de la corporación, según el diputado de Recursos Humanos, Alejandro Morant.

De las 218 plazas, que se convocaran entre 2017 y 2019 a través de dieciocho procesos de selección, un total de 197 son de turno libre y 21 de promoción interna, ha informado la corporación provincial en un comunicado.

Por turno libre, la Diputación de Alicante saca 112 plazas de Auxiliar Sanitario Titulado, 48 de Auxiliar de Servicios Generales, dos para trabajadores sociales y otras dos para médicos psiquiatras.

Asimismo, se ofertan tres plazas de educadores sociales, 17 para oficiales de mantenimiento, tres para ayudantes de mantenimiento, una para monitor ocupacional especializado, tres para arquitectos técnicos y otras tantas para arquitectos, una para ingeniero de caminos, canales y puertos, otra para ingeniero técnico de obras públicas y otra para ingeniero técnico informático.

"El objetivo de esta medida es mejorar la estabilidad del empleo en la Diputación de Alicante", ha insistido Morant, quien ha recordado que al inicio de esta legislatura ya se consolidaron 192 puestos de trabajo al convertir los contratos temporales en indefinidos.

Asimismo, ha resaltado que con el objetivo de garantizar la transparencia y objetividad del proceso se ha puesto en marcha un nuevo sistema de exámenes.

De esta forma, se realizará un triplicado de la prueba, una para el interesado, otra para el tribunal y una tercera que se mantendrá en un sobre cerrado para que en caso de desacuerdo sirva de comprobante.

Asimismo, el aspirante podrá corregir su prueba un día después de la misma, ya que se facilitará una tablilla con las respuestas.

Además, se utilizarán códigos en la identificación en los exámenes para evitar que los miembros del tribunal conozcan en la corrección de los mismos el nombre del examinado.