El presidente de la Diputació de València, Jorge Rodríguez, en la reunión sobre el informe AIReF
El presidente de la Diputació de València, Jorge Rodríguez, en la reunión sobre el informe AIReF - ABC
Administración

La Diputación de Valencia, entre las corporaciones locales con mejor situación financiera según la AIReF

La autoridad estatal destaca en su informe sobre las cuentas de 2018 el incremento de las ayudas a ayuntamientos y la reducción de la deuda

VALENCIAActualizado:

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha publicado en su página web el Informe sobre los Presupuestos Iniciales de Corporaciones Locales (CCLL) para el presente año, en el que concluye que la Diputació de València se encuentra en el grupo de cabeza de las administraciones locales en cuanto a solvencia económica. 

Este trabajo hecho público por la autoridad estatal en materia de estabilidad financiera ha puesto de manifiesto el cumplimiento, por parte de la Diputació de València, de los tres indicadores de referencia que se utilizan para medir los riesgos de solvencia financiera: el objetivo de estabilidad, la regla de gasto y la reducción de la deuda.

En palabras del presidente de la Diputació, Jorge Rodríguez, “estos resultados confirman que es posible cuadrar el círculo de la financiación local, gestionando de manera eficiente los recursos, para reducir la deuda y al mismo tiempo, incrementar de forma considerable las transferencias directas a los ayuntamientos, con la intención de que los alcaldes y alcaldesas puedan ejercer esa autonomía que defendemos”. De hecho, esta misma semana se presentaba un estudio "en el que el 92% de los alcaldes y alcaldesas de la provincia han valorado de forma positiva a la Diputació, lo que demuestra que estamos en el buen camino".

Estabilidad y menos deuda

En cuanto al objetivo de estabilidad, la Entidad de Responsabilidad Fiscal señala que la Diputació de València ha cumplido el objetivo establecido en el Plan Económico-Financiero (39 millones de euros) al cierre de 2017 con un superávit de 66 millones de euros, y se prevé que  alcance el objetivo de estabilidad de 2018 con un superávit de 15 millones de euros.

Sobre la regla de gasto, según la cual los gastos corrientes de la institución no deben sobrepasar los ingresos corrientes, la Autoridad Fiscal ha indicado que la Diputació cumple también con el objetivo de la regla de gasto previsto, sin superar el gasto máximo de 348 millones de euros al cierre de 2017, con un gasto computable de 309 millones de euros.

Con respecto a la reducción de la deuda, la AIReF reseña que la Diputació ha rebajado a final de 2017 su endeudamiento al 33%, previendo que continúe su bajada hasta el 28% a finales de 2018. Pese al esfuerzo inversor, la Diputació de València no ha dejado de amortizar créditos, y en el ecuador de la legislatura se han reducido ya 57 millones de euros de deuda, por los 50 que se amortizaron durante toda la legislatura anterior. De hecho, según el diputado de Hacienda, Toni Gaspar, “se han rebajado los intereses de la deuda en 5 millones de euros”. 

Con una deuda al cierre del ejercicio de 2017 del 33% de sus recursos ordinarios, el endeudamiento de la institución se encuentra "muy por debajo del límite estatal del 110% para la deuda en administraciones públicas”, ha añadido el diputado de Hacienda, que asegura que “la Diputació seguirá invirtiendo en los municipios y amortizando deuda de aquí al final de la legislatura”.