La policía rastrea posibles delitos sexuales a través de redes sociales, en una imagen de archivo
La policía rastrea posibles delitos sexuales a través de redes sociales, en una imagen de archivo - ABC
Sucesos

Detenido un hombre acusado de intercambiar imágenes sexuales con 40 menores y extorsionarlas

El arrestado contactaba con las víctimas a través de las redes sociales e incluso consiguió un encuentro con jóvenes de 13 y 15 años

VALENCIAActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre acusado de extorsionar, insultar, amenazar e intercambiar imágenes y vídeos de contenido sexual con 40 menores de edad de Valencia, según ha informado Jefatura en un comunicado.

El hombre, de 38 años, está acusado de delitos de corrupción de menores, abuso sexual y pornografía infantil. El arrestado contactaba con menores a través de las redes sociales e intercambiaba vídeos y fotografías de contenido sexual.

La Policía abrió una investigación el pasado mes de febrero tras tener conocimiento de que dos menores de edad podrían ser víctimas de un delito de corrupción de menores y acoso sexual.

Los agentes averiguaron que una persona mayor de edad estaba detrás del teléfono desde donde se contactaba con los jóvenes. Tras varias pesquisas, también constataron que el investigado disponía de una cuenta en una red social y una aplicación para subir fotos y vídeos que era seguida, en su mayoría, por menores de edad. En ese perfil se presentaba con otro nombre y contactaba con los menores, a los que les solicitaba y, además, enviaba fotografías de contenido sexual.

El arrestado llegó a insultar, amenazar y extorsionar a los menores para cumplir sus objetivos e, incluso, ofreció dinero a cambio de realizar actos sexuales, llegando a conseguir su propósito en dos ocasiones al conseguir un encuentro con jóvenes de 13 y 15 años.

Con esta información, los investigadores identificaron al presunto autor y establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de su domicilio donde era localizado y detenido. En el registro realizado en su vivienda y en un trastero de su propiedad, los agentes intervinieron tres teléfonos móviles, una tarjeta mini, un USB, un CD y diversos papeles con anotaciones de teléfonos y nombres.

Los investigadores han localizado hasta el momento a 40 víctimas relacionadas con los hechos si bien, debido al gran volumen de datos localizados en el terminal móvil del detenido, no se descartan más perjudicados.