PROBLEMA DE CONVIVENCIA EN EL CENTRO

Denuncian fiestas de botellón en el tejado de un edificio de apartamentos turísticos de Valencia

Los vecinos han entregado a la Policía fotos de prueba y han alertado del peligro de caídas, además de las molestias y el allanamiento de morada de un ático colindante para acceder

Denuncian fiestas de botellón en el tejado de un edificio de apartamentos turísticos de Valencia

Vecinos de la calle San Ramón han presentado una denuncia por la práctica del botellón en el tejado de un bloque de apartamentos turísticos alquilado por «Valencia Flats», ilustrando su relato con fotografías captadas de una fiesta nocturna este sabado.

En su escrito dan cuenta de un presunto delito de allanamiento de morada, al acceder por la terraza de la vivienda-ático colindante, y alertan del «peligro para la vida de las personas», por la posibilidad de que alguien caiga al vacío desde las alturas.

Inicialmente, los vecinos se han alarmado y llamado a la Policía Local, que al llegar al bloque turístico (11 apartamentos), no puede identificarles al no abrirle las puertas, y a la Policía Nacional, cuando se ha formalizado el escrito de denuncia. Pero lejos de resolverse la situación, pasadas las nueve y media de la noche, el mismo grupo y más numeroso continúa consumiendo bebidas alcohólicas frente a la puerta de su alojamiento junto al refugio de la Calle Alta, lo que motiva nueva intervención de la Policía Local, aseguran los vecinos.

En el histórico de este bloque de apartamentos turísticos ya constan «reiteradas denuncias e intervenciones de la Policía Local por todos los escándalos que imposibilitan el derecho no solo al descanso sino también a la seguridad personal», informan desde la comunidad de propietarios.

La vecina de la vivienda ático, que ha tenido que trasladar a su madre a otra vivienda, «vive angustiada con tranquilizantes el miedo a salir a su propia terraza, cerrando puertas y ventanas con barrotes y escondiéndose en lugar alejado de gritos y escándalos que se producen», relatan. «Y lo que es peor, la indefensión en que nos encontramos por la inacción del Ayuntamiento que permite estas actividades ilegales», añaden.

El ayuntamiento «incumple»

Desde la asociación de vecinos La Boatella ponen el acento en que «los bloques y apartamentos turísticos, o cualquier denominación que se de a este tipo de actividades, son completamente incompatibles, dañinas, perjudiciales y perniciosas en zona residencial».

Subrayan, además, que las normas del PGOU prohíbe estas actividades y las deriva a zona terciaria, por ejemplo, con la declaración del Centro Histórico como Bien de Interés Cultural (BIC), ademas de los planes especiales de protección de los entornos monumentales delimitan las actividades a desarrollar para la propia protección de los monumentos.

«La amenaza del ayuntamiento de cambiar el PGOU y tantas normativas y leyes en vigor es un atentado a los derechos de los ciudadanos al descanso y a una vivienda digna», critican.

Los primeros en llegar para el botellón
Los primeros en llegar para el botellón- ABC

Los «daños irreparables» que producen apartamentos y bloques turísticos no solo se limita a los edificios residenciales y colindantes donde se ubican, sino que «destruyen todo el tejido social y comercial del barrio».

«Esta masa de turistas precisan de restaurantes, bares, pubs, discotecas, bicicletas, terrazas de sillas y mesas llevando a la desesperación a los vecinos que no pueden ni circular por sus calles y tienen que soportar día a día con desesperación los escándalos, griteríos y suciedad que crean», denuncian. e invitan a «ualquier vecino» a ver la «caótica situación que noche tras noche y toda la madrugada se crea en las plazas de Collado, Negrito, Tossal … y en las calles de Purisima, Caballeros, Quart, Bolseria».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios