Imagen de Eva Montesinos tomada este lunes
Imagen de Eva Montesinos tomada este lunes - JUAN CARLOS SOLER
Política

Las cuentas del PSOE para mantener la Alcaldía de Alicante

Eva Montesinos espera el respaldo de los no adscritos y de Ciudadanos

ALICANTEActualizado:

La alcaldesa accidental de Alicante, Eva Montesinos, ha instado este martes, tras el pleno en el que la corporación ha tomado conocimiento de la renuncia del exalcaldeGabriel Echávarri, a que "en aras de la responsabilidad" los concejales no adscritos y con el grupo de Ciudadanos mantengan su respaldo al candidato socialista a la Alcaldía, como ya hicieron en junio de 2015.

Montesinos lidera las negociaciones para lograr su investidura en sustitución de Echávarri, que renunció ayer a su acta, por su doble procesamiento por el despido de una trabajadora temporal del Ayuntamiento, cuñada del portavoz del PP,Luis Barcala, y por el supuesto fraccionamiento de contratos en Comercio.

En atención a los medios, Eva Montesinos ha confiado en lograr el respaldo de al menos uno de los ediles para alcanzar así los 15 votos que otorgan la mayoría absoluta del pleno, que la elevarían a la Alcaldía y que impedirían al PP lograr la vara de mando por ser el partido más votado en las municipales de hace tres años.

El objetivo es, según Montesinos, "poder acabar el mandato con ese proyecto progresista que la ciudad eligió en las urnas" y ha considerado que esa responsabilidad "se va a dar". "Seguiremos hablando con ellos a lo largo del día de hoy", ha mantenido.

Preguntada por qué proyectos les presentará, Montesinos ha aludido al "interés general y de todo lo que nos queda por hacer de aquí al final; se pondrá encima de la mesa y si quieren aportar algo, estamos abiertos".

El equipo negociador del PSPV se reúne con los dos no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte, además de con el grupo de Ciudadanos. A los del partido 'naranja' les ha planteado que deben "decidir" entre que el PP "vuelva a la Alcaldía después de 20 años de maltratar a la ciudad o seguir apoyando al Gobierno por el que apostaron y el que es natural que acabe el mandato".

"Esta situación no beneficia a nadie y no gusta a nadie", ha apuntado y ha recalcado: "Las situaciones de transitoriedad tienen que ser lo más cortas posible".