Economía

Corredor Mediterráneo: el tren del progreso pide paso

Los empresarios del arco Mediterráneo reclaman que la obra esté acabada en 2025 para acceder al mercado europeo

Imagen del trazado a su paso por Vandellós
Imagen del trazado a su paso por Vandellós - ABC

El tren del progreso pide paso por la vía rápida. La red transeuropea a la que se unirá el Corredor Mediterráneo permitirá vertebrar Europa de norte a sur y posibilitará que se pueda dar salida a las exportaciones españolas por ferrocarril en una zona que concentra la mitad de la población y el 4 % del Producto Interior Bruto (PIB) nacional.Para lograr esa conexión resulta imprescindible culminar el cambio de vía desde el ancho ibérico (implantado por el Régimen de Franco) al europeo con el fin de evitar un cuello de botella en la frontera.

En la actualidad, la cuota del tráfico de mercancías por ferrocarril entre Francia e Italia alcanza el 11%, mientras que entre el país galo y España no supone ni el 5%.

Sin embargo, el proyecto, que beneficiará a las regiones de Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña no avanza a la velocidad esperada por las organizaciones empresariales ni las comunidades autónomas del arco mediterráneo, a pesar de que el eje fue incluido entre las infraestructuras prioritarias para la Unión Europea.

Por ese motivo, y en coincidencia con la constitución del nuevo Gobierno tras cerca de un año de Ejecutivo en funciones, la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), liderada por el naviero Vicente Boluda y el presidente de Mercadona, Juan Roig, han puesto «deberes» al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Imagen del trazado al paso por Valencia
Imagen del trazado al paso por Valencia- ABC

El lobby empresarial ha urgido al Gobierno a fijar una fecha para la alta velocidad entre Barcelona y Alicante, así como a «comprometerse» a que en 2018 «exista ancho internacional desde Almería hasta la frontera francesa» en el Corredor Mediterráneo. Tamibén a fijar una «fecha de inicio que realmente se cumpla» para los trabajos de la doble plataforma que dote de alta velocidad para el transporte de mercancías entre Algeciras y Perpiñán y de una vía paralela de AVE para pasajeros. Los empresarios exigen que la obra esté finalizada en 2025.

Del modelo radial al circular

La reivindicación está sustentada en argumentos económicos y sociales. De hecho, la apuesta por el Corredor Mediterráneo supondría pasar de la concepción radial de las infraestructuras en España a una circular, y permitiría unir por AVE a la segunda y la tercera ciudad del país (Barcelona y Valencia). Con el objetivo de «fiscalizar» el estado de ejecución de las obras, la Asociación Valenciana de Empresarios ha lanzado la plataforma «elcorredormediterraneo.com», que ofrece una grabación aérea inédita de todo el recorrido del trazado y la situación de la infraestructura desde la frontera francesa hasta Algeciras por la cornisa mediterránea.

«Puntos negros»

La iniciativa pretende denunciar el retraso de las obras e identifica una serie de «puntos negros» que lo evidencian y que van desde la frontera francesa hasta Figueras (con un trazado de línea de alta velocidad que no ha comenzado a ejecutarse) hasta el tramo final del recorrido entre Almería y Algeciras.

Los empresarios apelan con datos a la rentabilidad de una obra que beneficiaría a sectores como el turismo, la industria y la agricultura. Así, la doble plataforma de alta velocidad conectará Barcelona, Valencia y Alicante en apenas tres horas frente a las cinco y media actuales. El número total de pasajeros anuales de media y larga distancia con los nuevos servicios de alta velocidad en la línea Barcelona-Valencia-Alicante pasaron de menos de 500.000 en 1996 a más de 1,3 millones en 2010.

Imagen del trazado al paso por Almería
Imagen del trazado al paso por Almería- ABC

Las comunidades autónomas del Corredor Mediterráneo reciben el 50% de los turistas extranjeros que llegan cada año a España, con Cataluña a la cabeza (24,7%), seguida de Andalucía (13,5%) y Comunitadad Valenciana (11,5%).

Respecto al sector primario, de acuerdo con el estudio presentado por AVE, harían fal ta entre 7 y 16 trenes diarios para exportar la producción de 5,6 millones de toneladas anuales de frutas y hortalizas que se producen en Almería, Murcia y Alicante.

Eso supondría cerca de 5.000 trenes al año. Exportar frutas y hortalizas por el Corredor Mediterráneo ahorraría tres céntimos por cada mil kilómetros recorridosEl ahorro medio de las frutas y hortalizas enviadas a Europa desde Almería, Murcia o Alicante alcanzaría los seis céntimos por kilo. En la actualidad, la exportación agroalimentaria española solo utiliza el tren en un 0,07% de los envíos al exterior, frente a un 99% que se transporta por carretera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios