El hasta ahora secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro
El hasta ahora secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro - JAIME GARCÍA
Política

El Consell destituye a Julià Álvaro de Medio Ambiente tras meses de tensiones

El secretario autonómico y líder de Els Verds había mantenido desencuentros con la titular de la conselleria, Elena Cebrián

VALENCIAActualizado:

«Nunca asumió que no era conseller». Son las palabras de un cargo del Gobierno autonómico que parecen resumir el modo en el que se ha desarrollado la convivencia dentro del departamento de Medio Ambiente, del que Julià Álvaro era número dos hasta este viernes. La posibilidad de destituirlo llevaba tiempo encima de la mesa, pero no fue hasta esta medianoche cuando recibían el sí de su sustituto y podían hacerlo público.

El también líder de Els Verds, una de las patas que conforman Compromís, podría haber sido el titular de la conselleria, pero los equilibrios del Acuerdo del Botánico hicieron que acabara como secretario autonómico a las órdenes de Cebrián, independiente designada por la cuota de Compromís y de perfil técnico. La relación entre ambos nunca parece haber cuajado, como admiten fuentes de la Generalitat, y han mantenido numerosos desencuentros, los más sonados de un año a esta parte.

Una de las mayores discrepancias en la gestión se ha producido con el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases (SDDR), defendido vehementemente por Álvaro -también por Podemos-, pero que finalmente fue desterrado por el Gobierno valenciano para la presente legislatura.

La pugna ha venido dada igualmente por la conformación de equipos. Hace un año, Cebrián decidía destituir a dos cargos de la plena confianza del hasta ahora secretario autonómico: el asesor de Asuntos Parlamentarios, Rubén Tello Sánchez, y su jefe de Gabinete, Fernando Luis Rodrigo. A ello se sumó en julio el cese de Vicent García como responsable de esta empresa pública Vaersa, que también generó descontento entre Els Verds.

Mónica Oltra, este viernes, acompañada de Vicent Soler y Rafael Climent
Mónica Oltra, este viernes, acompañada de Vicent Soler y Rafael Climent-EFE

Otro de los últimos digustos fue que Álvaro desvelara en su blog personal los planes estratégicos de la azulejera Keraben después de una reunión con dos de sus representantes. En su publicación daba detalles de un proyecto que tanto la compañía como la Generalitat mantenían en secreto, lo que provocó, explican fuentes del Consell, un importante enfado del presidente Ximo Puig.

La decisión supone un golpe encima de la mesa de Compromís que cuenta con la aprobación de Mónica Oltra -ni Inicativa ni el Bloc ni una parte de Els Verds se han esmerado demasiado en tratar de protegerlo- y deja a la corriente verde de Álvaro en una situación crítica respecto a la coalición. Desde Compromís dan por hecho su paso a Podemos y miembros del partido morado no han tardado en pronunciarse al respecto calificando la decisión de «grave error». Su secretario general en la Comunidad, Antonio Estañ, ha remarcado la «sintonía política» que existe con él.

Por su parte, el coportavoz de Equo y diputado en el Congreso Juantxo López de Uralde ha afirmado que el Consell «ha cedido» ante las presiones empresariales y que la destitución -que ha calificado de «bofetada sin paliativos al ecologismo político»- es «la culminación de meses de zancadillas y obstáculos a las políticas ambientales».

Sustituto

El nuevo secretario autonómico será Francisco Quesada Ferrer, responsable del área de Sostenibilidad en el Ayuntamiento de Ontinyent. Se trata de un veterano activista de la rama de Esquerra Ecologista de Els Verds, maestro especalizado en Ciencias y premio Ciudad Sostenible en Educación Ambiental 2014, concedido por el Ministerio de Medio Ambiente. Hay quien incluso se ha atrevido a comparar su perfil con el del concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi.

El objetivo del relevo, según ha explicado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, es dar «un nuevo impulso» a las políticas contra el cambio climático. «No se trata de pérdida de confianza, sino de que se ha cumplido una etapa», ha afirmado sobre Álvaro, de quien ha agradecido sus servicios prestados desde que accedió al cargo el 6 de julio de 2015.

Sobre el SDDR, Oltra ha asegurado que este sistema «no se ha descartado nunca porque está en la ampliación del Botànic», pero «otra cosa son los tiempos, los ritmos». Asimismo, ha precisado que se trata de «una parte de la gestión de residuos y no la más grande, pero como tal estará presente».

Por el momento, no está previsto «el cese de ningún otro alto cargo» -como el de los directores generales más cercanos a Álvaro, Delia Álvarez y Joan Piquer- según Oltra, aunque en materia de asesores ha precisado que es un tema que no llega al Consell.