Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia de Valencia
Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia de Valencia - ABC
Tribunales

Condenado a veinte años de cárcel por dejar ciega a una vecina para robarle 50 euros y un reloj

La anciana sufrió varios traumatismos y perdió el ojo izquierdo

VALENCIAActualizado:

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha condenado a veinte años de prisión a un ladrón que dejó ciega a una anciana cuando asaltó su vivienda para robarle, a la que golpeó contra el suelo y que perdió el ojo izquierdo a consecuencia del impacto.

El alto tribunal valenciano confirma así la sentencia dictada en junio de 2017 por la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia, que condenaba también a cinco años de prisión, con las agravantes de abuso de superioridad y disfraz, a otro hombre, vecino de la víctima, que propuso y participó en el robo.

Según ha informado este jueves el TSJCV, los dos condenados vivían juntos en un piso de la avenida de Pérez Galdós de València, que era propiedad de uno de ellos y le alquilaba una habitación al otro.

La sentencia explica que el dueño de la vivienda residía desde hacía años en la finca, por lo que sabía que su vecina, de 78 años, tenía objetos de valor en su domicilio, de manera que le propuso el asalto a su compañero de piso, quien le debía varios meses de alquiler.

En febrero de 2016, mientras el propietario del piso distraía a algunos vecinos, el otro condenado esperó a la víctima en el rellano de su casa, escondido y disfrazado con una máscara de "Anonymous".

Cuando la mujer llegó a la puerta de su casa y la abrió, el ladrón le dio un empujón y la tiró al suelo, momento en que la anciana gritó para pedir ayuda, ante lo que el condenado la cogió de la cabeza y la golpeó reiteradamente contra el suelo.

El ladrón se llevó 50 euros, varias joyas y un reloj, mientras que, como consecuencia de la agresión, la anciana sufrió varios traumatismos y perdió el ojo izquierdo.

La Sala de lo Civil y Penal del TSJCV le impone una pena de catorce años de cárcel por un delito de lesiones con pérdida de miembro principal, y de seis años por un delito robo con violencia, tras contemplar en ambos delitos las agravantes de reincidencia, abuso de superioridad y uso de disfraz.

Además, el hombre tendrá que indemnizar a la víctima con más de 67.500 euros, según las mismas fuentes.