Mireilla Mollà junto a los alcaldes de Elche y Alicante, en un acto público
Mireilla Mollà junto a los alcaldes de Elche y Alicante, en un acto público - JUAN CARLOS SOLER
Declaración institucional

Compromís vota contra la independencia de la pedanía ilicitana de El Altet

Los nacionalistas apelan a la cohesión territorial en Elche mientras mantienen su postura afín al soberanismo catalán

ALICANTEActualizado:

La formación nacionalista Compromís ha votado contra la independencia de la pedanía de El Altet, donde una parte de la población aspira a la segregación del Ayuntamiento de Elche y ha planteado esta reivindicación desde 1881. En el espectro político de la Comunidad Valenciana, se trata del único partido que muestra afinidad declarada con los llamados «países catalanes» y el soberanismo, así como la celebración del referéndum, si bien no parece compartir este criterio a una escala más local y cuando se le reclama en su parcela de poder, ya que gobiernan en el municipio ilicitano.

La portavoz de Compromís, Mireia Mollà, ha destacado la necesidad de generar cohesión social y territorial, después de que este viernes, el tripartito del Ayuntamiento de Elche (PSPV-PSOE, Compromís y Partido de Elche), PP y Ciudadanos (C's) han firmado una declaración institucional -de la que se ha desmarcado Ilicitanos por Elche- para trabajar por conservar la integridad territorial y la unidad del municipio negando el deseo de autonomía de esta pedanía.

Alrededor de 300 personas acudieron el jueves a la presentación de la «Asociación vecinal de El Altet por un Nuevo Municipio» con la que pretenden lograr su constitución como un nuevo municipio ante los "sentimientos de abandono, desconfianza y desilusión" con los distintos gobiernos que a lo largo del tiempo han pasado por el Ayuntamiento de Elche.

Los vecinos han dejado claro que "no se trata solo de una necesidad para el bienestar de sus habitantes sino de un deseo histórico de los altetanos de autogestionarse y escribir su destino".

En este sentido, han señalado que casos como la "especulación urbanística en Arenales del Sol, la carencia de servicios sanitarios y colegios, el cambio de nombre del aeropuerto de El Altet o el continuo incumplimiento de los programas electorales son razones más que suficientes para emprender el camino hacia el autogobierno".

En la citada urbanización viven 1.700 habitantes y la población censada en el resto de la pedanía supera las 5.000 personas, un volumen demográfico que supera el de muchos municipios españoles.

Llegaron al Supremo

Después de la primera petición, siguieron otras en 1889, 1936 y 1937. Y la solicitud más reciente fue en 1992, cuando los vecinos de El Altet demandaron poder constituirse como Entidad Local Menor, una entidad territorial inferior al municipio, pero con cierta autonomía a través de la obtención de competencias.

Esta solicitud, a pesar del gran apoyo vecinal, se resolvió en 2002 en el Tribunal Supremo, que falló a favor de los intereses del ayuntamiento de Elche.

No obstante, en una junta extraordinaria de portavoces convocada este viernes por el alcalde de Elche, el socialista Carlos González, los representantes de los grupos políticos que conforman la corporación municipal han estampado su firma en un documento en el que manifiestan la voluntad de "fortalecer los vínculos y la cohesión entre el campo ilicitano y la ciudad".

Asimismo, este acuerdo determina que el término municipal de Elche, "en atención a razones históricas, sociales, culturales y económicas, constituye un territorio unitario, diverso y a la vez rico en oportunidades, que adquiere auténtico sentido considerado en su globalidad".

El alcalde ha dejado claro que "Elche no se puede concebir sin El Altet y El Altet no se puede concebir sin Elche" y por ello la intención es que el municipio "siga siendo tal y como lo conocemos", y frenar las pretensiones de segregación" surgidas en esta pedanía.

González ha indicado que, debido a la crisis, se ha "ralentizado" el esfuerzo inversor, pero a pesar de ello, el gobierno local continúa con el esfuerzo por mejorar la calidad de los servicios.

Desde el Partido de Elche, su portavoz, Jesús Pareja, ha señalado que "entienden que queda mucho por hacer en las pedanías, pero nunca entenderemos la voluntad de agrietar la ciudad". "Elche es lo que es y no tiene que ser otra cosa" y ha asegurado que el 99,9 por ciento de los ilicitanos no querrían esta independencia.

Por su parte, desde Ilicitanos por Elche, en declaraciones a Efe, han señalado que "creen" en la unidad del municipio pero esta "se debe conseguir día a día con hechos" y, por ello, "no es una cuestión que dependa de una declaración institucional".

En este sentido, han manifestado que son estos hechos "tradicionalmente centralistas a favor del municipio y en detrimento de las pedanías, los que han generado la situación de descontento, no solo en El Altet, sino en muchas pedanías".

Además, ha destacado que el alcalde "ha demostrado en el Pleno que no le interesa la opinión de los grupos políticos ni de la mayoría, y no entendemos por qué ahora sí nos pregunta".