Política

Compromís «condena» la festividad del 12 de octubre por «negar el derecho a la autodeterminación»

La formación nacionalista rechaza la celebración al considerarla «una imposición española»

Imagen de la manifestación celebrada el pasado domingo en Valencia
Imagen de la manifestación celebrada el pasado domingo en Valencia - EFE

La coalición Compromís considera que el 12 de octubre «no hay nada que celebrar y mucho que condenar». La formación que gobierna la Generalitat junto al PSPV exhibe su discurso más nacionalista en el día de la fiesta nacional, hasta el punto de considerarla ajena.

Documentos difundidos públicamente por Compromís catalogan la festividad del 12 de octubre como «una imposición española que niega el derecho de autodeterminación de las naciones oprimidas, que tolera la presencia en una sociedad supuestamente democrática de ideologías y prácticas como el fascismo y el nazismo y que reduce al pueblo valenciano a la ciudadanía de segunda categoría». Por ello consideran que la fiesta «no merece solo el rechazo, sino la firme condena».

Al respecto, el portavoz de la coalición Compromís, Joan Baldoví, argumenta que el 12 de octubre se ha convertido en una fiesta "un poco vieja", "desfasada" y "antigua" y no cree que "sacar el Ejército a la calle sea la mejor forma de festejar el hermanamiento con los países latinoamericanos".

Compromís, en cambio, compartió el pasado domingo, en la festividad de la Comunidad Valenciana, una manifestación con formaciones indepentistas, como Esquerra Republicana o la Plataforma por el Derecho a Decidir del País Valencià, en la que se exhibieron banderas separatistas catalanas y vascas.

Acció Cultural del País Valencià (ACPV), la entidad que encabeza la organización de la marcha, ha recibido una subvención del Ayuntamiento de Valencia por importe de 8.224 euros. El equipo de gobierno que preside el líder local de Compromís, Joan Ribó, aprobó la partida dentro del paquete de ayudas a para proyectos culturales destinados a asociaciones sin ánimo de lucro.

En algunos de los ayuntamiento gobernados por Compromís en la Comunidad Valenciana, los alcaldes han vetado la interpretación del Himno Nacional en procesiones y actos festivos. El PP, por su parte, también ha denunciado casos en los que se ha «ocultado» la bandera de Españaen dependencias oficiales.

Mientras, Joves de Compromís (la sección juvenil de la formación que lidera Mónica Oltra) va un paso más allá. En comunicados emitidos a través de su página web, la coalición atribuye la festividad del 12 de octubre a la «voluntad colonialista española» y subraya que «que están a la orden del día las políticas del Estado español para mantener a otros pueblos y naciones bajo su yugo».

Según Joves de Compromís, «hoy podemos observar cómo los actos institucionales organizados por el Gobierno del Estado español exaltan la ocupación, el genocidio y el racismo traducidos en un sentimento de superioridad del españolismo».

A pesar de que la dirección de Compromís, con la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, se ha desmarcado de las tesis separatistas, numerosos dirigentes de la formación se han declarado públicamente «independentistas».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios