Política

Compromís, la avanzadilla valenciana de Podemos

La formación de Mónica Oltra nació cuatro años antes al calor del 15-M y ahora han juntado sus caminos

Imagen de Oltra, Iglesias y Baldoví en un acto celebrado en Madrid
Imagen de Oltra, Iglesias y Baldoví en un acto celebrado en Madrid - ISABEL PERMUY

Enero de 2010. Mientras un joven Pablo Iglesias imparte clases de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, en Valencia nace Compromís como una suerte de coalición electoral entre partidos de izquierdas, nacionalistas y ecologistas. Con Mónica Oltra y Joan Ribó (ambos expulsados de Esquerra Unida) como cabezas visibles, la formación se definió como «la confluencia del valencianismo progresista, la izquierda moderna y el ecologismo político, como alternativa electoral real». El objetivo pasaba por constituir la «auténtica alternativa» al bipartidismo del PP y PSOE.

Compromís se adelantó de esa forma cuatro años a Podemos, que entonces no pasaba de ser una idea en la cabeza de sus promotores.

De hecho, mientras Iglesias continuaba como profesor titular interino de la Complutense, Oltra y Ribó supieron capitalizar en Valencia el movimiento del 15-M. Compromís se presentó como la alternativa política para los «indignados» que llenaban las plazas los días previo a las elecciones autonómicas y municipales de 2011. La formación ofrecía soluciones fáciles para problemas complejos y comenzó a enabolar su lema de «rescatar personas».

Aquel año resultó especialmente prolífico para una formación debutante en las urnas. En la ciudad de Valencia, la coalición obtuvo tres concejales con el independiente Joan Ribó como cabeza de lista. En las Cortes Valencianas, Compromís logró una representaión de seis escaños (obtuvo 175.087 votos). Ya en noviembre, la coalición cosechaba también representación en el Congreso gracias al escaño que alcanzó el nacionalista Joan Baldoví.

Imagen del cartel con la consulta que pretendía promover Compromís
Imagen del cartel con la consulta que pretendía promover Compromís- ABC

Cuando Podemos no existía, Compromís, con Ribó a la cabeza, ya presentaba mociones en los Ayuntamientos para solicitar un referéndum para decicir entre la Monarquía y la República. La iniciativa suscrita por el hoy alcalde de Valencia perseguía «promover un proceso democrático para sustituir al jefe del Estado». Este jueves, Podemos ha protagonizado un desplante a Su Majestad en el Congreso. Nada nuevo bajo el sol.

Tuvieron que pasar tres años hasta la irrupción de Podemos en las elecciones europeas de 2014 para que Pablo Iglesias entrara en la primera línea de la política española. Compromís llevaba ventaja de tres años (cosechó también un eurodiputado), pero sus caminos no tardaron en cruzarse.

Iglesias veía en Oltra un referente para desplegar su proyecto en la Comunidad Valenciana. En noviembre de 2014, la entonces diputada de Compromís asistió a la proclamación de Iglesias como secretario general de Podemos en el Teatro Nuevo Apolo. El líder de la formación morada la piropeó en público: «Eres un referente contra la corrupción».

Imagen de Oltra y Errejón tomada en una terraza de Valencia
Imagen de Oltra y Errejón tomada en una terraza de Valencia- ABC

Sin embargo, a pesar de la sintonía entre ambos -que hoy en día se mantiene- Oltra no dio el paso a Podemos. Había fraguado el proyecto de Compromís y se quedó en las elecciones autonómicas de mayo de 2015 a cuatro escaños de ser la presidenta de la Generalitat. Podemos quedó como quinta fuerza política en las Cortes Valencianas, pero sus votos fueron determinantes para el ascenso al poder de Compromís en un Gobierno con el PSPV-PSOE.

Oltra, que lo mismo se comunica con Iglesias por Whatsapp que se toma una cerveza de una terraza con Íñigo Errejón, si promovió la «confluencia» electoral para las generales. En definitiva, son fuerzas hermanas y Compromís es el mayor. La alianza dio sus frutos y superó al PSOE como primera fuerza política de izquierdas en la Comunidad Valenciana. La próxima parada será 2019. Habrá que ver si para entonces las tesis nacionalistas se imponen en Podemos y Compromís fagocita a sus amigos, a los que siempre llevará cuatro años de ventaja.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios