Derecho de menores

El colegio de Adrián pide a la comunidad educativa que se una para rechazar los mensajes de odio

El centro educativo lamenta que el menor enfermo de cáncer haya recibido comentarios en las redes sociales que atentan contra su honor

Adrián, a hombros del torero Ginés Marín, el sábado en Valencia - EFE

La sociedad sigue volcándose con Adrián, el niño que padece cáncer y que sueña con ser torero, tras ser atacado en las redes sociales por parte de antitaurinos. Hoy, su colegio, Santos Patronos de Alzira (Valencia) de la Fundación Escuela Viva, ha instado a que toda la comunidad educativa se una para rechazar los mensajes vertidos que "atentan contra el honor del menor".

El centro educativo recuerda, en un comunicado, que Adrián es un niño de 8 años "que sueña con ser torero". "A esa edad, hay niños que quieren ser futbolistas, abogados, maestros, seguir los pasos que ha tenido su familia. Sueños que no suelen tener mayor trascendencia mediática. No ha ocurrido lo mismo con Adrián", apuntan desde la entidad.

El titular del colegio Santos Patronos, Miguel Ángel Mora, lamenta que Adrián haya recibido ofensas a través de las redes sociales. "Creo que es importante que toda la comunidad educativa se una en este sentido. Este tipo de declaraciones afectan a la autoestima de un niño, atentan al honor de un menor. Me parece una de las ofensas más graves que hay y, nosotros, como docentes, protegemos a nuestros alumnos", razona.

El colegio Santos Patronos de Alzira es uno de los 300 centros que forman parte de Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana. La patronal recalca que, "en ningún momento, va a entrar en el debate taurino porque no es el cometido de la organización educativa", pero sí pide respeto "a los menores porque Escuelas Católicas defiende el derecho a la vida y a la libertad de las familias".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios