Vista panorámica de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia
Vista panorámica de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia - ROBER SOLSONA
Economía

La Ciudad de las Ciencias de Valencia entra en beneficios y aumenta un 18% la venta de entradas

La dirección del recinto no asegura que el CaixaForum se vaya a instalar en el Ágora

VALENCIAActualizado:

El nuevo Consejo de Administración de la Ciutat de les Arts i les Ciències (CACSA) ha conseguido en estos dos años aumentar un 18% la venta de entradas, reducir la aportación de la Generalitat 21 millones y entrar en beneficios positivos brutos de explotación, que este año será de 400.000 euros frente a los 816.000 euros del anterior porque este ejercicio contable se acometerán la mayoría de gastos e ingresos previstos.

Así, lo han trasladado este martes en rueda de prensa el director general de CACSA, Enrique Vidal, y el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colmer, en la que han anunciado que antes de final de año se sabrá de forma oficial si finalmente CaixaForum se instalará en el Ágora o será otra entidad de "prestigio internacional" ya que "hoy por hoy no hay ningún papel firmado".

Vidal ha explicado que las conversaciones están "muy avanzadas" y se están estudiando "borradores" ya que CaixaForum ha puesto en marcha una especia de concurso de ideas con despachos de arquitectos para elegir qué tipo de receptáculo se coloca dentro del Ágora. No obstante, ha apuntado que debe hablar con "muchísima precaución" hasta que esté oficialmente cerrado el acuerdo.

En cualquier caso, ha recordado que el compromiso es de dar un uso a este espacio, que ha costado más de 100 millones a los valencianos, porque era "una vergüenza" que el Ágora "estuviera sin cerrar con una lona". Por ello, si no culmina el acuerdo con CaixaForum se ofrecerá a otra entidad. Las obras para terminar el inmueble, una vez decidido que no se cerrarán las lamas con el acuerdo del arquitecto Santiago Calatrava, supondrán una inversión de 4,6 millones.

Vidal ha destacado que CACSA ha conseguido unos ingresos anuales de 17 millones a pesar de que cuentan con una plantilla cerca de un 60% inferior a la que tenían hace dos años. "Yo me creo esto", ha recalcado. Así, el EBITDA, beneficio bruto de explotación, ha pasado de estar en negativo en 2015, 1,2 millones, a positivo: 816.000 euros en 2016 y 400.000 cuando se cierre el año por los movimientos contables. "Lo importante es que esta tendencia positiva esté consolidada en 2019", ha recalcado.

De forma paralela, se ha mostrado "muy orgulloso" por haber reducido "la dependencia" con la Generalitat y que CACSA "cueste así cada año menos a los valencianos". En concreto, se ha pasado de 40 millones en 2015 a 19 este año.

Por su parte, la venta de entradas entre Oceanogràfic, Hemisfèric y Museo se espera que crezcan un 18% respecto a 2015 y alcancen los 2.350.000 billetes con un beneficio superior a los 7 millones. Además, el índice de satisfacción se espera que llegue este año al 90%. "No solo hacemos más sino bastante bien", ha recalcado. Del mismo modo, ha aumentado en notoriedad y se ha situado como el cuarto mejor Museo de España en el ranking Travellers Choice de Tripadvisor.

Esos avances se han logrado gracias a "una mejora reputacional" de CACSA que ha pasado de ser conocida por "sus líos" a ser "un elemento más" de la Comunitat Valenciana. De hecho, Colomer ha resaltado que el 40% el público es internacional, principalmente italiano con un 29%, seguido de franceses, rusos, británicos, alemanes, holandeses y americanos. Asimismo, ha recalcado que aunque esté en València ciudad CACSA es "patrimonio de todos los valencianos, que lo han pagado" y debe actuar como "un elemento de vertebración del territorio".

Por otra parte, Vidal ha destacado que además de la rentabilidad económica se han cumplido con los otros dos ejes marcados por el nuevo Consejo de Administración: reforzar el papel divulgador científico y ser "un espacio icónico de un turismo de calidad". Para ello, han creado un portal de la transparencia para que quede claro que ya "no hay nada raro".

Imagen de las instalaciones del Oceanogràfic
Imagen de las instalaciones del Oceanogràfic- ROBER SOLSONA

Han potenciado los contenidos, lo que ha permitido más de 1,1 millones de entradas vendidas durante 2016 y 2017 en el Museo, y que más de 650.000 espectadores hayan visto las ocho proyecciones del Hemisfèric, así como haber potenciado los contenidos artísticos en los espacios exteriores con obras de escultores de la talla de Manuel Valdés, Sebastiao Salgado o Ruud Kuijer.

Además, han iniciado obras para adaptarse al siglo XXI. En Oceanogràfic con nuevas exhibiciones para especies y nuevas instalaciones audiovisuales, que serán sufragadas por el nuevo gestor, Avanqua mientras que las básica correrán a cargo de CACSA.

En el Museo se levantarán dos nuevos recintos expositivos polivalentes con unas condiciones técnicas adecuadas para acoger exposiciones de prestigio, presupuestadas en poco más de un millón. Por último, se está concluyendo el Ágora, estará listo antes del próximo verano, y su entorno en el que se invertirán cerca de medio millón en la apertura del paseo Museo-Ágora y la conexión Oceanogràfic-Ágora.