Caso Taula Joan Ribó «condena» a Rita Barberá

El alcalde de Valencia acusa a su antecesora de «dirigir las cosas que se hacían en el Ayuntamiento»

Imagen de Barberá tomada este lunes su salida del Senado
Imagen de Barberá tomada este lunes su salida del Senado - DE SAN BERNARDO

Un «juicio» por adelantado. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha referido a la declaración de su predecesora en el cargo, Rita Barberá, —que ayer negó ante el Tribunal Supremo cualquier responsabilidad en el supuesto blanqueo de capitales cometido por el grupo municipal del PP en el consistorio— para asegurar que las cosas en el Ayuntamiento «no se hacían sin que ella tuviera conocimiento y no solo conocimiento, sino dar la autorización o dirigirla».

Así lo ha expresado el actual primer edil a preguntas de los medios después de que este lunes la exalcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá negara ante el magistrado instructor del Tribunal Supremo Cándido Conde-Pumpido cualquier responsabilidad en el supuesto blanqueo de capitales cometido por el grupo municipal del PP en el consistorio que ella presidió durante 24 años.

A lo largo de su declaración, Barberá rechazó «expresamente» que en el PP de Valencia se produjera ningún tipo de financiación ilegal o existiera caja 'B' y que la secretaria del grupo, María del Carmen García-Fuster le diera cuenta de las aportaciones investigadas.

Al respecto, Ribó ha apelado «al sentido común»: «¿Cómo es posible que una señora que tenía una forma de dirigir el Ayuntamiento muy personal, que la tesorera era persona de su máxima confianza, cómo es posible que no supiera nada? Eso no se lo cree absolutamente nadie», ha sentenciado.

«A mí me llama la atención la manera de desviar a los 'alfonsos' —ha dicho en referencia al ex primer teniente de alcalde Alfonso Grau y al exportavoz municipal del grupo Alfonso Novo—, que yo no digo que no tuvieran responsabilidad pero, sin duda, la única manera coherente de ver la situación es que ella conocía perfectamente las cosas».

En la misma línea, el alcalde ha incidido en que «las cosas en el Ayuntamiento de Valencia han funcionado así y cualquier persona que haya estado en estos años que ha gobernado (Rita Barberá) sabe las que cosas no se hacían sin su autorización».

Asimismo, Ribó se ha mostrado convencido de que ahora «los jueces y fiscales harán su trabajo», algo que ha calificado de «fundamental para que, de una vez por todas, Valencia aparezca como la ciudad del running, de la alimentación o de la bicicleta porque, si no, nosotros después tenemos muchos problemas».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios