Política

Benicarló: la puerta de entrada del independentismo catalán en la Comunidad Valenciana

Las juventudes de ERC escogen el municipio donde los separatistas gobiernan de la mano de Compromís para celebrar su congreso

Imagen de la clausura del congreso de las juventudes de ERC
Imagen de la clausura del congreso de las juventudes de ERC - ABC

«La libertad de nuestro país no será completa hasta que todos los territorios de los países catalanes no sean libres». La localidad castellonense de Benicarló constituye el principal bastión del independentismo catalán en la Comunidad Valenciana. El pasado fin de semana, el municipio albergó el vigésimo sexto congreso de las Juventudes de Esquerra Republicana de Cataluña (JERC). La formación que lidera Oriol Junqueras ha diseñado una «hoja de ruta» en la que incluye a la «república valenciana» en el proceso de secesión de los «países catalanes».

Aunque su presencia en las instituciones valencianas resulta testimonial, la filial de ERC logró hacerse un hueco en Benicarló, una localidad de 26.000 habitantes que descata por la actividad turística, la pesca y la agricultura, donde sobresale el cultivo de la alcachofa.

Vista de Benicarló
Vista de Benicarló- ABC

Esquerra Republicana del País Valencià (ERPV) accedió al Ayuntamiento gracias a su coalición electoral con Compromís, el partido que gobierna la Generalitat con el PSPV-PSOE. La coalición cosechó cuatro concejales que, junto a los siete ediles socialistas, permitieron formar un gobierno local de izquierdas y nacionalista. El PP y Ciudadanos (que sumaron diez escaños) forman la oposición.

En las elecciones municipales los socialistas fueron los más votados (3.380 apoyos) seguidos de cerca por los populares (3.080). La coalición que formaron Compromís y ERPV se quedó en los 1.840 sufragios. Un respaldo electoral del 16,35 por ciento que resultó suficiente para acceder al gobierno municipal.

Al respecto, el presidente de ERPV, Josep Barberá, es concejal de Cultura y ocupa la sexta Tenencia de Alcaldía en el Ayuntamiento de Benicarló. El pasado fin de semana ejerció de anfitrión en el congreso de los jóvenes independentistas, que se marcó el reto de «luchar por una causa justa para construir la república catalana».

Según expuso Barberá, «la libertad de nuestro país no será completa hasta que todos los territorios de los países catalanes no sean libres».

El pasado 30 de octubre, ERC, con su portavoz en el Congreso Gabriel Rufián a la cabeza, recuperó «una tradición simbólica del independentismo» con la celebración del denominado «Áplec del Puig» en el que se reclamaron «las más altas cuotas de soberanía para el País Valenciano». Un anhelo que comparten destacados dirigentes de Compromís y que en el caso de Benicarló fraguó en una alianza que permite a los independentistas contar con presencia en las instituciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios