Valencia El Ayuntamiento redactará otro PEPRI para el Cabanyal quince años después

El documento sobre el nuevo plan urbanístico debe estar concluido en un período máximo de 13 meses

Imagen de la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el Cabanyal
Imagen de la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el Cabanyal - MIKEL PONCE

Vuelta a la casilla de salida quince años después. El Consejo de Administración de AUMSA ha aprobado los pliegos de condiciones para la contratación de los servicios de asistencia técnica para la elaboración del nuevo Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Conjunto Histórico del Cabanyal-Canyamelar.

Así lo ha anunciado el concejal de Desarrollo Urbano y presidente del Consejo de Administración de AUMSA, Vicent Sarrià, al término de la reunión. El importe de licitación es de 238.095 euros y en unos días se publicará en la página web de AUMSA, en el perfil del contratante y en un periódico local, para que durante un plazo de 30 días se publiquen las ofertas.

El equipo técnico que se presente deberá incluir al menos cinco especialistas en patrimonio cultural, urbanismo, paisaje, un arqueólogo o historiador y un licenciado en Derecho especialista en urbanismo.

El documento definitivo debe estar concluido en un período máximo de 13 meses, incluida la fase de alegaciones y las posibles adaptaciones que se deriven de los informes vinculantes de la Conselleria de Cultura.

De hecho, una vez firme el contrato de adjudicación, el equipo deberá entregar antes de cinco meses el documento inicial estratégico y el borrador del Plan. La participación ciudadana será la base de estos trabajos desde su inicio.

Sarriá ha manifestado que la aprobación provisional, con estos plazos, se llevaría a cabo previsiblemente a finales del tercer trimestre de 2018, para ser remitido a aprobación definitiva a la Generalitat.

Con este acuerdo, ha señalado el concejal, se han puesto en marcha todos los proyectos previstos para la regeneración urbana del Cabanyal, y lo que se pretende es disponer de un nuevo diseño del barrio que respete no solo su historia y su trama histórica, sino también a las personas que viven en él, con una apuesta firme por la rehabilitación de viviendas, reconstrucción en los vacíos urbanos y nuevos equipamientos públicos y espacios libres para los vecinos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios