Placa conmemorativa de las víctimas del bombardeo en la plaza 25 de mayo de Alicante
Placa conmemorativa de las víctimas del bombardeo en la plaza 25 de mayo de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Guerra Civil

El Ayuntamiento de Alicante recrea para adolescentes el sonido del bombardeo que mató a 393 personas

Estudiantes de Secundaria participan en el homenaje a las víctimas en el que también se oirán de nuevo durante cuatro minutos las sirenas antiaéreas

ALICANTEActualizado:

El Ayuntamiento de Alicante -gobernado por el tripartito formado por PSOE, Guanyar Alacant (marca autorizada de Podemos) y Compromís- ha organizado para este jueves un homenaje en el que se recreará el sonido del bombardeo que acabó con la vida de 393 personas, tanto las sirenas antiaéreas como los explosivos. En el acto del 79 aniversario participan estudiantes de Secundaria.

La megafonía instalada en la plaza 25 de mayo -efemérides de aquella tragedia en 1938- reproducirá durante cuatro minutos el horror sonoro de las bombas que asolaron Alicante, ciudad de retaguardia en la contienda civil que permaneció fiel al Gobierno de la República, según un comunicado del consistorio.

Se trata de la primera vez que alumnos de Secundaria intervendrán en este homenaje, que arranca a las 11.00 horas en la Plaza 25 de Mayo, junto al Mercado central, epicentro de la masacre perpetrada por la aviación italiana del bando franquista.

El acto institucional contará con la participación del alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, así como de la concejal de Memoria Histórica, María José Espuch, y del edil de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, y la asistencia de la práctica totalidad de los miembros del equipo de gobierno municipal.

También tomarán la palabra un representante de la Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante -colectivo que ha trabajado para dar a conocer y promover los actos de conmemoración en recuerdo de las víctimas de aquel bombardeo- y alumnos de Secundaria.

Mujeres y niños

La masacre sucedida el 25 de mayo de 1938 acabó con la vida de 393 personas, en su mayoría mujeres y menores, que se abastecían en ese momento de frutas y verduras en la parte trasera del mercado, y fue perpetrada por la aviación fascista italiana, que daba apoyo al bando franquista desde su base en las islas Baleares.

El acto se cerrará con un ofrenda de flores en recuerdo de las víctimas en el monumento instalado en la misma plaza, todo ello amenizado con la música de la colla de dolçainers.