Caso Taula

La Audiencia saca a Rosa Pérez como acusación en la pieza de los «zombies» por si resulta investigada

El tribunal estima los recursos interpuestos por Alfonso Rus y Emilio Llopis contra la personación de la diputada de EU

La diputada de EU Rosa Pérez, antes de declarar ante la Guardia Civil
La diputada de EU Rosa Pérez, antes de declarar ante la Guardia Civil - ROBER SOLSONA

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha decidido quitar a la diputada de EU en la Diputación provincial Rosa Pérez la consideración de acusación popular en la pieza de los 'zombies' del caso Imelsa por si resulta investigada en este proceso en un futuro. Entiende que esta situación, encontrarse como acusador y acusado, puede ser un "exceso".

Así consta en un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que el tribunal estima los recursos interpuestos por el expresidente de la Diputación Alfonso Rus y su exjefe de gabienete Emilio Llopis contra la personación de Pérez como acusación popular en la conocida pieza de los 'zombies', en la que se investiga la contratación de personas que no habrían ido a trabajar y el pago de indemnizaciones irregulares en el seno de la empresa pública Imelsa.

Pérez se personó como acusación popular en esta pieza, la número B, en la que tuvo que acudir a declarar como investigada en sede policial. Sin embargo, luego no ha sido investigada judicialmente. Por este motivo, el juzgado la admitió como acusación popular.

Rus y Llopis recurrieron esta personación --también se sumaron posteriormente otros investigados-- al alegar que Pérez tiene "el mismo estatus" que ellos en la pieza, investigada a raíz de una declaración del exgerente de Imelsa Marcos Benavent, "que soltó ante el instructor una serie de nombres que le interesaron favores para que determinadas personas fueran contratadas por Imelsa". Sostenían que en cualquier caso, Pérez debió personarse por medio de la oportuna querella.

"Cierto es", señala el tribunal, que Benavent "dijo lo que dijo", y añade que desconoce cuál es la situación procesal exacta de los 'denunciados' por Benavent. "Parece también cierto", agrega, que Pérez denunció en Fiscalía Anticorrupcion lo que hoy es el caso Imelsa.

La cuestión es, tal y como recoge la Audiencia, si una persona "envuelta en una causa penal" puede aparecer como acusadora popular en una pieza desgajada de ellas.

El juzgado afirmaba la "aparente perplejidad" que puede producir que en esta pieza, la de los 'zombies', figuren como investigados algunos de los que fueron a declarar como investigados en diligencias policiales y que no figure Pérez, que también fue citada a declarar con este carácter y que, además, es acusadora. Pero el juez insistía en que Pérez no está investigada en esta pieza y se afirmaba que si de la investigación resultaran hechos imputables a la diputada que debiesen ser incluidos, cesaría su posición de acusación popular por evidente incompatibilidad.

«Un tanto esquizofrénica»

Ante ello, la Audiencia, tras analizar el caso, estima que la situación es "un tanto esquizofrénica" o "sometida a condición". "Será Rosa Pérez acusadora popular hasta que sea investigada o imputada, si lo es. Mas parece que debía ser al contrario", sostiene.

En esta línea, señala que "libre de sospecha" en las diligencias 787/15, de las que esta pieza B --'zombies'-- no puede ser considerada cosa distinta, sino una variación a efectos de facilitar la instrucción, "se podría admitir su personación en la calidad que pretende, pero ahora parece que es un claro exceso".

Así, apostilla: "La excepcional posibilidad de ser a la vez acusador y acusado, permitida por un Acuerdo de Pleno no Jurisdiccional del año 1998, solo está prevista para casos de delitos causados por los imputados los unos contra los otros, lo que no es, claramente, el caso que nos ocupa". Por ello, la Audiencia estima el recurso de los investigados y declara la repulsión de Rosa Pérez del proceso en su calidad de acusadora.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios