Sucesos

El alcalde de Puzol (Compromís) rechaza el ataque al guardia civil natural del pueblo agredido en Alsasua

Unas de las víctimas de los radicales nació en la localidad valenciana

Imagen de la concentración en apoyo a la Guardia Civil celebrada en Pamplona
Imagen de la concentración en apoyo a la Guardia Civil celebrada en Pamplona - EFE

Uno de los dos guardias civiles que fueron agredidos junto a sus respectivas parejas en un bar de Alsasua (Navarra) en la madrugada del pasado sábado es vecino de la localidad valenciana de Puzol, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El alcalde de este municipio, Enric Esteve (Compromís), ha rechazado "cualquier tipo de violencia" y especialmente, ha señalado, "el incidente contra nuestro vecino y sus acompañantes".

"Les deseamos una rápida recuperación y quedamos a su disposición para lo que estime conveniente, tanto para él como para su familia", ha agregado.

El regidor ha podido hablar por teléfono con el agente valenciano -que se encuentra destinado en Alsasua- y este le ha asegurado que se encuentra "muy animado, que la intervención que ha sufrido en un tobillo ha salido perfecta y que se siente orgulloso de su pueblo".

Posteriormente, en declaraciones a Efe, Esteve ha detallado que ha podido hablar con el agente herido a través de su padre, que le fue a visitar al hospital, y que "se encuentra muy entero, con ganas de volver al servicio".

"No he hablado con él en persona, espero hacerlo, pero por teléfono se trata de una persona con mucha entereza. Me dijo que perdonaba a quienes le habían agredido", ha agregado Esteve, quien ha lamentado esta agresión se produjese "cuando se encontraban tomando una copa distendidamente con otra pareja".

"Le dije que en el próximo pleno leeremos un comunicado oficial de condena y que estamos a disposición de su familia. Él esta agradecido por el interés", ha apuntado el alcalde.

Los hechos se produjeron alrededor de las 5 horas del pasado sábado, en el bar Koxka de esta localidad navarra cuando, por causas sin concretar, un "grupo numeroso" de personas al parecer vinculado con la izquierda abertzale comenzó una pelea.

El guardia civil valenciano tuvo que ser operado por las lesiones sufridas en una pierna y en la cara, mientras que el otro guardia y las parejas de ambos presentaban lesiones, magulladuras y hematomas.

Todos ellos fueron trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra.

La Policía Foral, responsable de la investigación, detuvo a dos personas en relación con estos hechos, que ayer fueron puestas en libertad tras prestar declaración.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios