IMPLANTACIÓN EN RABASSA

El alcalde de Alicante aceptaría ahora Ikea con un centro comercial de 50.000 metros

La propuesta que negociará el tripartito con la multinacional elimina la zona deportiva y el hotel, manteniendo el anexo de tiendas presentado como de «medianas superficies»

Echávarri, en el reciente congreso nacional de centros y parques comerciales celebrado en Alicante
Echávarri, en el reciente congreso nacional de centros y parques comerciales celebrado en Alicante - JUAN CARLOS SOLER

El alcalde Alicante, Gabriel Echávarri, ha revelado que va a negociar con Ikea una propuesta de reducción de 80.000 a 50.000 del macrocentro comercial anexo, con lo que el complejo seguirá siendo de largo el más grande de la ciudad, doblando la superficie del segundo, el Alcampo de Plaza Mar 2. Tan solo se sacrifican la zona deportiva y el hotel, y se presentan ahora el resto de instalaciones como «medianas superficies».

El tripartito que dirige la ciudad de Alicante (PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís) negocia estas condiciones con la multinacional del mueble, y el alcalde ha recordado que el proyecto inicial, ya desestimado junto a su Actuación Territorial Estratégica (ATE), preveía 40.000 metros cuadrados para la tienda de Ikea y 80.000 más para un macrocentro comercial.

Sin embargo, el ayuntamiento ahora negocia "una superficie comercial anexa de unos 50.000 metros cuadrados de medianas superficies", además de los 40.000 de Ikea, que "nadie discute", dentro de una "actuación más moderadita" que la que se planteó en un principio.

Echávarri ha afirmado que todo el equipo de gobierno está "en la misma línea", en el sentido de que Ikea "es fundamental", por lo cual se pondrán "todas las facilidades mientras que detrás no haya nada oscuro ni nada raro".

Sin subasta

Ha recordado que queda descartado que la Generalitat vaya a comprar suelo con dinero público y también se ha desechado la opción de vincular la tienda con parcelas deportivas y sanitarias.

Preguntado por la herramienta con la que se tramitará la implantación de Ikea, Echávarri ha dicho que hay "muchas" y que se escogerá "la más rápida posible" en un asunto en el que el ayuntamiento cuenta "con la complicidad del Consell".

Ha aclarado que no será en el contexto del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) porque este planeamiento pormenorizado "no estará hasta dentro de 7 u 8 años", ni tampoco por una Declaración de Interés Comunitario (DIC) al conllevar una tramitación "muy lenta", y ha dado a entender que el lugar podría ser en Rabasa.

"Sería un procedimiento urgente. Todos queremos que venga ya, y si no está aquí hace mucho tiempo es porque el PP también les engañó a ellos", ha dicho.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios