El presidente del Parlament entrando hoy en la reunión de la Mesa de la cámara - EFE | Vídeo: El PSC no ve recorrido al recurso de Torrent en Estrasburgo (Europa Press)

Torrent llevará al Tribunal Europeo de Derechos Humanos la investidura de Puigdemont

El presidente del Parlamento de Cataluña pretende «proteger los derechos de Puigdemont a someterse al debate de investidura de manera efectiva»

Torrent pretende «desbordar» las instituciones del Estado y poner la decisión en manos de un «órgano superior»

BARCELONAActualizado:

El Parlament ha presentado hoy las alegaciones ante el Tribunal Constitucional (TC) tras la impugnación del Gobierno central a la investidura de Carles Puigdemont. Paralelamente, el equipo de Roger Torrent -el presidente de la cámara catalana- prepara una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) para «defender» la candidatura del expresidente cesado.

Según ha detallado el Parlament en un comunicado, la demanda ante el TEDH se tiene que presentar a título individual, por lo que lo hará solo Torrent, sin embargo, el presidente de la Cámara catalana ha invitado a los diputados de todas las formaciones a que se sumen a la iniciativa y interpongan sus respectivas peticiones.

Torrent ha decidido presentar esta demanda en Estrasburgo con el fin de «proteger los derechos de Puigdemont a someterse al debate de investidura de manera efectiva». Asimismo, fuentes parlamentarias han destacado que con su demanda, Torrent pretende «desbordar» las instituciones del Estado y poner la decisión en manos de un «órgano superior» que debería tutelar los derechos políticos del expresidente y garantizar su investidura.

Asimismo, esas mismas fuentes han apuntando a a este diario que a pesar de ser una vía «compleja», merece la pena explorarla. «El presidente del Parlament se comprometió a trabajar incansablemente para proteger los derechos políticos del presidente Puigdemont y defender su derecho a someterse a una investidura efectiva», agregan.

En cuanto a las alegaciones presentadas ante el TC, el Parlament pide que se desestime la impugnación presentada por el Gobierno central contra la propuesta de investidura de Carles Puigdemont, huido en Bruselas de la justicia española, y también que queden sin efecto las medidas cautelares dictadas por el mismo tribunal el pasado 27 de enero.