Cataluña - Política

Puigdemont pedirá verse con Rajoy si es elegido para «tirarle amablemente de las orejas»

El presidente catalán considera que «el problema del fraude fiscal es en España y no en Cataluña».

Puigdemont. durante su reciente conferencia en París
Puigdemont. durante su reciente conferencia en París - EFE

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado hoy que si Mariano Rajoy es investido presidente del Gobierno le llamará para pedirle cita y «tirarle amablemente de las orejas» por el «incumplimiento» de los 46 puntos que le planteó en la última reunión que mantuvieron en la Moncloa.

En la sesión de control del Parlament, el líder del grupo del PPC, Xavier García Albiol, ha reiterado su ofrecimiento a Puigdemont para reunirse ambos con el fin de analizar el nivel de cumplimiento de estos 46 puntos.

«¿Por qué tiene tanto miedo, señor president?. La realidad le desmiente, hoy el Gobierno de España está ayudado y colaborando con los catalanes», ha esgrimido Albiol. Sin embargo, Puigdemont ha replicado que la respuesta del Gobierno central a los 46 puntos es «cero», informa Efe.

En este contexto, ha avanzado que si Rajoy acaba siendo investido le llamará para felicitarle y para pedirle hora, con el fin de explicarle las resoluciones del Parlament y «tirarle amablemente de las orejas» por el incumplimiento en sus demandas.

Según ha dicho, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ya le trasladó a su homólogo catalán, Oriol Junqueras, que «ninguno de estos puntos» se podía cumplir.

Ante las críticas de Albiol por invertir recursos en la Agencia Tributaria como embrión de la futura «hacienda catalana», Puigdemont le ha preguntado retóricamente si está a favor de luchar contra el fraude fiscal.

«En el país que estamos construyendo, el fraude fiscal bajará a los niveles que no ha podido bajar nunca en estos 40 años de democracia española y se hará a través de la Agencia Tributaria, no a través de peinados fiscales selectivos como está haciendo el Gobierno español en Cataluña», ha subrayado el presidente catalán, que considera que «el problema del fraude fiscal es en España y no en Cataluña».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios