Cataluña - Política

La pugna por el liderazgo aboca al PSC a una nueva crisis

Parlon e Iceta luchan por controlar un partido a la baja por su confusión soberanista

Miquel Iceta y Núria Parlon, en un consejo nacional del PSC
Miquel Iceta y Núria Parlon, en un consejo nacional del PSC - EFE

Desorientados, sobrepasados, abrazando primero el «soberanismo», rectificando luego de manera forzada, recuperando después la demanda de un referéndum, matizándola en última instancia... en definitiva, despistando a su electorado, el «proceso» ha pasado por encima del PSC como una ola. Sin tiempo para recomponerse, una segunda oleada vuelve a batir sobre ellos, la de la izquierda populista, ganándoles en un terreno en el que antes eran casi monopolio. «Nos dan por todos lados, es época de sufrir», reconoce a ABC una dirigente de la formación que asume que, a medio plazo, las perspectivas siguen siendo pésimas.

En estas circunstancias, y en pleno declive electoral, el partido se dispone a superar una nueva prueba, la de la disputa por el liderazgo entre quien ha capeado el temporal en época de zozobra, Miquel Iceta, y a quien se señala como el futuro del partido, la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon. Si no hay acuerdo, ahora mismo difícil, el partido se encamina hacia unas primaras, el 15 de octubre, que muchos temen que más que reforzar al PSC acaben por fracturarlo. Ambos formalizaron ayer sus candidaturas.

Aunque es Parlon quien de manera más rotunda ha apostado por la llamada «vía canadiense» -celebración de un referéndum en caso de que en esta comunidad no se aprobase la reforma federal de la Constitución-, fuentes del partido sostienen que la disputa entre ella e Iceta no es tanto una cuestión estratégica o de orientación -su postura con respecto al «proceso» es, con matices, homologable- como de nombres, cargos y del ritmo con el que llevar a cabo el relevo generacional. Ambos, empujados por la unilateralidad de Puigdemont, han reculado en las últimas semanas con respecto a su defensa de la «via canadiense».

La postura netamente de izquierdas de Parlon, junto a su juventud (1974), es lo que lleva a buen número de militantes y cuadros a considerarque es la mejor opción para enfrentarse a una hipotética candidatura de Ada Colau en unas autonómicas. Iceta, hábil, con temple para las situaciones difíciles, se ha rodeado de pesos pesados para asegurar que su tiempo aún no ha pasado. Ambos aseguran ser partidarios de una bicefalía, aunque desde el entorno de Parlon sostienen que la alcaldesa se ve fuerte, y que prefiere negociar una vez se haya impuesto en las primarias. Iceta, que no se ve perdedor, pugnará por retener la dirección. El PSC vuelve a crujir.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios