Manifestantes quemando fotos del Rey
Manifestantes quemando fotos del Rey - EFE

Las protestas por los registros en la Generalitat acaban con una quema de fotos del Rey ante la Guardia Civil

Centenares de manifestantes se concentran ante los cuarteles de la Benemérita en Barcelona tras un día de registros en el Palau de la Generalitat y la sede de Òmnium Cultural

BARCELONAActualizado:

Las manifestaciones de protesta contra la operación policial realizada ayer por la Guardia Civil en Barcelona para investigar la publicidad del referéndum ilegal del 1-O acabó con varios manifestantes quemando fotos del Rey Felipe VI en las inmediaciones de los cuarteles de la Guardia Civil de Barcelona.

La manifestación, en la que participaron más de un centenar de personas convocadas por los «Comités de Defensa de la República», se organizó como respuesta a la operación policial realizada ayer por la Benemérita para indagar si el Gobierno catalán invirtió fondos públicos en la publicidad del referéndum ilegal del 1-O. Durante el operativo se detuvo a un alto cargo de la Ejecutivo autonómico -que ya ha sido puesto en libertad- y se registró el Palau de la Generalitat y la sede de Òmnium Cultural.

En la concentración de ayer, que se prolongó hasta bien entrada la noche, los manifestantes exhibieron pancartas en las que se leía «Basta de represión. Fuera las fuerzas de ocupación». Asimismo, los Mossos d'Esquadra tuvieron que formar un cordón policial para impedir que los presentes, que llegaron a cortar toda la calle, se aproximaran a la entrada del cuartel de la Guardia Civil.

La CUP pide «no recular»

Entre los participantes en la manifestación se encontraba el dirigente de la CUP Carles Riera, que esa misma tarde ya había mostrado su enfado con los partidos y entidades independentistas por su incapacidad para formar Gobierno. «Cada vez que nosotros reculamos el Estado da dos pasos al frente», advirtió.