Cataluña - Política

La CUP propone adelantar el referéndum independentista a julio de 2017

El partido antisistema no votará favorablemente redactados en los que se inste a negociar el referéndum con el Gobierno

Anna Gabriel, diputada de la CUP, saluda a Carles Puigdemont en el Parlament
Anna Gabriel, diputada de la CUP, saluda a Carles Puigdemont en el Parlament - AFP

La CUP propone celebrar el referéndum de autodeterminación antes de julio de 2017, en lugar de en la segunda quincena de septiembre como ha propuesto el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya que entiende que «hay legitimidad y fuerza para que se haga antes del verano».

Según ha indicado en una rueda de prensa el diputado de la CUP Albert Botran, la propuesta para celebrar un referéndum «vinculante» antes de julio ya la han trasladado a JxSí, y la negocian para incluirla en el texto de la resolución conjunta que se votará en el debate de política general que comienza mañana.

Fuentes de la CUP han precisado, no obstante, que la cuestión de la fecha concreta no será un impedimento para alcanzar un acuerdo con JxSí, si el resto de aspectos sobre la convocatoria del referéndum pueden ser consensuados.

En el texto inicial de la CUP, se afirma textualmente que: «El Parlament de Catalunya se compromete a que Cataluña celebrará un referéndum vinculante antes de julio de 2017 con una pregunta binaria sobre si la ciudadanía catalana está de acuerdo con que Cataluña se constituya en República independiente».

También expresa en otro punto que el referéndum «no queda subordinado a la eventual autorización o denegación de su celebración» por parte «de los órganos del Estado español».

Botran ha explicado que JxSí y la CUP negocian con Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP) la posibilidad de consensuar el redactado de la propuesta de resolución sobre el referéndum, algo que ha valorado muy positivamente «si el resultado es que sea votada por 83 diputados».

Ha avanzado, además, que la CUP no votará favorablemente redactados en los que se inste a negociar el referéndum con el Gobierno porque considera que esto es una pérdida de tiempo habida cuenta de las veces en que esto ya se ha intentado infructuosamente.

Según este mismo diputado de la CUP, el referéndum que se propone no tiene nada que ver con el proceso participativo que tuvo lugar el 9N, puesto que «no sería una simple consulta sino un referendo y, además, sería vinculante».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios