Un grupo de independentistas durante los incidentes en el Parlament
Un grupo de independentistas durante los incidentes en el Parlament - EFE

Libertad con cargos para los seis detenidos por el asedio al Parlament

La Policía catalana los acusa de los delitos de atentado contra agentes de la autoridad y desórdenes públicos

BARCELONAActualizado:

Los Mossos d'Esquadra han detenido esta mañana a seis hombres acusados de delitos de atentado contra agentes de la autoridad y desórdenes públicos el pasado 30 de enero, tras la investidura fallida del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Los detenidos trataron de entrar por la fuerza al Parque de la Ciutadella, donde se encuetra el Parlamento de Cataluña. Todos ellos han sido puestos ya en libertad con cargos y están a la espera de que el juez los cite.

Según han explicado a ABC fuentes de la investigación, las detenciones se han producido en las localidades barcelonesas de Malgrat de Mar, Arenys, Solsona y Orrius. Asimismo, desde la Policía catalana señalan a este diario que la operación sigue abierta y no está vinculada al operativo contra los CDR protagonizado hoy por la Guardia Civil en Viladecans (Barcelona).

Los detenidos por los Mossos participaron, presuntamente, en unas manifestaciones espontáneas que se produjeron en las inmediaciones del Parlament protagonizadas por grupos de partidarios de Puigdemont, que saltaron el cordón policial que rodeaba el Parque de la Ciutadella para llegar al Parlament, que se albertga en el interior del recinto.

Este intento de asalto a la Cámara catalana acabó con tres manifestantes independentistas heridos, ninguno de gravedad, y diez agentes con contusiones leves durante los enfrentamientos y cargas policiales. No en vano, varios grupos de independentistas forzaran las puertas de acceso a la Ciutadella desbordando el cordón policial de los Mossos para plantarse ante el Parlament, donde ese día se tenía que celebrar el pleno de investidura de Puigdemont -fugado en ese momento el Bélgica- pero que finalmente quedó aplazado por decisión del presidente de la cámara, Roger Torrent (ERC).