Cataluña - Política

Millo ofrece «diálogo y acercamiento» y exige respetar la legalidad y el Estado de derecho

El nuevo delegado del Gobierno en Cataluña ha tomado posesión de su cargo tendiendo la mano a la Generalitat y a los Ayuntamientos catalanes

Enric Millo, junto a Soraya Saez de Santamaría, tras tomar posesión de su cargo
Enric Millo, junto a Soraya Saez de Santamaría, tras tomar posesión de su cargo - EFE

El nuevo delegado del Gobierno en Cataluña, el exportavoz del PP en el Parlament Enric Millo, ha tomado este lunes posesión de su ofreciendo su «mano tendida» al Gobierno catalán y a los ayuntamiento para cooperar. A cambio, Millo les ha exigido respetar la legalidad y el Estado de derecho.

«Me comprometo a mantener en todo momento la mano tendida a la Generalitat y a los ayuntamientos con voluntad sincera de diálogo, acercamiento y acuerdo para garantizar el bienestar y la convivencia», ha subrayado en su toma de posesión. Millo ha tomado el relevo de María de los Llanos de Luna, en un acto en la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, presidido por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

El nuevo delegado también ha admitido las diferencias con el Ejecutivo de Puigdemont, aunque sin citarlo explíticamente, y ha añadido que esto no excusa para incumplir con el marco constitucional: «Si lo queremos modernizar, podemos hacerlo, pero desde el diálogo y desde el consenso, y nunca desde la imposición».

En el acto han estado presentes autoridades institucionales, políticas y militares en Cataluña, como el conseller Raül Romeva, responsable de Relaciones Institucionales del Govern, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y el coordinador general del PPC, Xavier García Albiol.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios