Artur Mas, expresidente de la Generalitat
Artur Mas, expresidente de la Generalitat - ABC

Mas sigue marcando distancias con Puigdemont y pide un Govern que siga los cauces legales

No descarta presentarse como candidato a unas elecciones futuras siempre y cuando el Tribunal Supremo no lo inhabilite por el 9N

BARCELONAActualizado:

El expresidente de la Generalitat y desde este martes expresidente del PDECat, Artur Mas, ha pedido hoy en una entrevista a Catalunya Ràdio que el Govern que surja del 21-D «no sirva para unos meses, sino para toda una legislatura». Mas vuelve a marcar distancias con respecto a la estrategia de Carles Puigdemont desde Bruselas.

Mas ha defendido el resultado de las elecciones pasadas en las que se obtuvo una mayoría independentista en el Parlament y ha deseado que Carles Puigdemont dé con la «fórmula» para que haya un Govern «estable» para que el nuevo ejecutivo pueda trabajar en el objetivo independentista, pero «dentro de los marcos legales del Estado español, que son un corsé, pero las consecuencias de no hacerlo ya sabemos cuáles son», ha apuntado.

Para Mas la sociedad catalana no está rota, sino que está políticamente dividida como ocurre en el Reino Unido «sobre si se tiene que quedar en la Unión Europea o no", tras esta comparación ha reiterado que la mejor manera para resolverlo, según él, es con un referéndum.

Cree que al independentismo le conviene que la Presidencia de Carles Puigdemont «no sea anulada o desbordada desde Madrid, como ha pasado en los últimos meses» con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ha recordado que el candidato de JuntsxCat se arriesga a ser detenido y encarcelado si regresa a España.

En este contexto ha lanzado la pregunta de si alguien que votó a JpC realmente quiere ver a Puigdemont de vuelta «para que lo metan en la cárcel». La situación «excepcional» que se está viviendo en este momento podría desembocar en una presidencia desde Bruselas con un conseller en cap en Cataluña, lo que no se debería hacer en condiciones normales.

Caso Palau

Preguntado por si su dimisión como líder del PDECat tiene que ver con que el lunes se vaya a conocer la sentencia del conocido caso Palau, ha aseverado que se trata de una decisión tomada «desde antes del verano» y que había pospuesto para que no coincidiera con el referéndum del 1 de octubre ni con las elecciones del 21-D.

«Por el referéndum del 1-O se hubiera malinterpretado, después del 1-O se hubiera malinterpretado y durante las elecciones se hubiera malinterpretado», ha expuesto.

Ha insistido en que él no ha sido citado a declarar en el juicio del expolio del Palau de la Música y ha defendido al extesorero de la extinta CDC Daniel Osàcar ante las acusaciones de presunta financiación ilegal del partido: «Lo sigo defendiendo y, si hay condena, lo seguiré defendiendo, porque lo conozco personalmente».

No descarta presentarse como candidato a unas elecciones futuras, pero ha garantizado que no sucederá en los próximos años, ya que quedará inhabilitado si el Tribunal Supremo confirma la condena por el 9N.