El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras
El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras - ABC

Junqueras explicó a Llarena que la Constitución ofrece un margen «amplio» para las aspiraciones de Cataluña

El exvicepresidente catalán explicó que cualquier forma de violencia contradice sus principios políticos y religiosos

Por su parte, el líder de la ANC Jordi Sànchez afirma que tuvo conversaciones con miembros del Gobierno antes del 1-O

Actualizado:

El líder de ERC y exvicepresidente del gobierno catalán, Oriol Junqueras, aseguró al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena que «hay recorrido amplio incluso en el ámbito de la Constitución y de sus posibles interpretaciones» para el movimiento independentista. El republicano también aseguró ser contrario a cualquier forma de violencia ya que esta contradice «absolutamente» sus creencias políticas y religiosas.

«Que nos presentáramos a las elecciones o a la Audiencia [Nacional] cuando nos llamó creo que también demuestra nuestra actitud en este sentido», relató en su comparecencia del 1 de diciembre, según los fragmentos de la declaración publicados este miércoles por «La Vanguardia».

Esta declaración difundida hoy se produjo días antes de que empezara la campaña de las elecciones del 21-D y se produjo a petición del exvicepresidente, que solicitaba al juez poder salir de la cárcel de Estremera, donde está en prisión provisional desde el pasado mes de noviembre.

Jordi Sànchez no se esperaba lo que pasó el 1-O

Mientras Junqueras reconocía el margen del independentismo para satisfacer sus aspiraciones dentro del marco constitucional, el principal líder de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez, declaró ante el juez Llarena que tenía mensajes telefónicos privados con «representantes del Gobierno» días antes del referéndum del 1-O que «no hacían prever en ningún caso lo que ocurrió el 1 de octubre».

«Hubo muchas conversaciones, durante esos días, algunas de ellas con representantes del Gobierno de España, concretamente el 30 septiembre. Y esas conversaciones, algunas de ellas están en mensajes telefónicos guardados, no hacían prever en ningún caso lo que ocurrió el 1 de octubre», explicó el también número dos de la lista de Junts per Catalunya a preguntas del fiscal sobre la violencia el 1-O.

«Son comunicaciones privadas que a mí me hacían prever que podría haber en algún lugar alguna tensión, algún altercado, pero no lo que ocurrió el 1 de octubre, porque incluso el propio auto de la juez hablaba de principio de oportunidad, de proporcionalidad, que es el que rige en cualquier actuación policial», continúa Sànchez.